Alamiro Vaporaki: “El futsal para mi es el deporte más lindo”

El jugador fue uno de los primeros fueguinos en llegar a la selección argentina de futsal y se consagró campeón del mundo en 2016.

Por Sofía Jaimez Bertazzo

De chico eligió el fútbol por herencia familiar, su padre era un apasionado y el continuó el legado. De cancha chica a grande y viceversa,  Alamiro fue marcando el camino de muchos jugadores que llegaron después, incluso de su hermano menor ‘Kiki’ como todos lo conocen. “Tuve la bendición de ser uno de los primeros en romper esas barreras”, por suerte “hoy hay muchos deportistas que cumplen este rol de ser embajadores de la provincia” dijo Ala con orgullo.

Si bien Alamiro pasó por muchos clubes el que más marcó su carrera fue Boca Junior. “Jugué 8 años en los cuales fui muy feliz. Tengo unos recuerdos hermosos y tuve la suerte de ganar muchas cosas. Eso es una satisfacción porque además soy hincha” contó el jugador , haciendo referencia al azul y oro.

Tuvo la posibilidad de conquistar muchos podios, entre ellos salió campeón de la Copa América en 2015 y Mundial en Colombia 2016. Cuando asumió Diego Giustozzi, comenzó una nueva era de la selección de futsal. Así lo analizó: “Desde que llegó Diego fue un cambio rotundo, principalmente nos cambió la mentalidad. A partir de ahí,  íbamos a los torneos a ganar, sin importar con quien jugásemos. Nos enseñó un montón y nos dio herramientas. Además dio a conocer sus expectativas con respecto a la celeste y blanca en un futuro, me siento identificado con los chicos y espero que les vaya bien”.

Los hermanos Vaporaki fueron tocados con la varita mágica y pudieron compartir equipo y selección. “Los dos tenemos la misma pasión, fuimos construyendo nuestro camino y lo pudimos compartir siempre” agregó Alamiro. Una familia con dos campeones que hoy comparten nuevos sueños como la creación y el crecimiento del Centro Vaporaki, en la ciudad de Buenos Aires. Y continúan el legado como entrenadores de nuevas generaciones.

Este año era de crecimiento para nosotros. La semana pasada nos salieron los papeles de la Inspección General de Justicia (IGJ) que nos permite la inscripción a la asociación civil, es una de las metas que habíamos trazado para este año. A partir de ahora empieza el camino como un club, manteniendo nuestros valores.

Alamiro y Constantino en Ushuaia

“El futsal es un deporte que lo puede practicar cualquiera” aclaró Ala, por eso es que se ha vuelto tan popular en el último tiempo. Hay un gran crecimiento en equipos femeninos, de personas con discapacidad y se han abierto canchas en todo el país. Al destinarse poco presupuesto “dependemos mucho de la ayuda del Estado, en cuanto a lo que son las canchas y la estructura”. Para el jugador es indispensable pensar en los principios y los objetivos como comunidad deportiva así se masifica el deporte, crece el nivel de jugadores y jugadoras.

Hace unos años se implementó la liga nacional que era el puntapié para tener una liga más federal  y que todos los equipos puedan competir independientemente de la provincia donde se encuentren, y la verdad es que todavía falta para eso.

En la actualidad el legado de Alamiro Vaporaki continúa al borde de la cancha. Siempre le gusto enseñar y hoy cumple el sueño con equipos y clínicas deportivas. Comparte el conocimiento en Buenos Aires pero sin olvidarse de su provincia natal, Tierra del Fuego.

No te pierdas la entrevista de @golandpopcordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *