Julio Lamas: “Yo soy lo que es el equipo”

El entrenador siempre que cambia de club se prepara para una nueva historia y un nuevo desafío. De Argentina a España y luego a Japón. Lamas dijo que entrar a un equipo “siempre un traje a medida”.

Por Sofía Jaimez Bertazzo

Actualmente Julio se encuentra en Argentina con su familia, tratando de adaptarse al reglamento de juego que impone esta cuarentena. Se está desempeñando como entrenador de la Selección Japonesa. Después del último partido jugado en Taipei en febrero, la liga asiática suspendió la actividad deportiva. Esa fecha fue a puertas cerradas y los jugadores tuvieron controles de salud previos al encuentro. “Entiendo que la industria del deporte va a tener pérdidas multimillonarias en lo económico y va a haber que adaptarse a esa situación” comentó Lamas.

Los jugadores van a perder su forma física y basquebolística. Ya pasamos marzo, abril y lo que va de mayo sin actividad. Es una cantidad de tiempo sin la pelota en la mano a la que no estamos acostumbrados. Con lo cual va a haber que tener un plan deportivo para regresar. Vamos a ir a  una nueva normalidad, que no se cual es.

El 1 de septiembre se le termina el contrato con la Selección Nipona. Julio declaró: “La JBA (Asociación de Baloncesto de Japón) me ofrece extender mi contrato hasta el Juego Olímpico pero todavía no nos hemos sentado a hablar. Yo dije que cuando vaya a Tokio lo hablamos personalmente”. Japón fue un lugar que lo sorprendió, la primera vez que llegó fue por trabajo y ya lleva 3 años en las canchas asiáticas. Aun no hay confirmación pero todo parece que Julio se queda.

La gran diferencia cultural que hay entre Japón y Argentina. Lo ajeno, lejano y distinto que es el básquet japonés, hizo que tenga que vivir un proceso para conocer el básquet japonés, su cultura de trabajo, los jugadores, entenderlos y después poder realizar mi trabajo. Al principio costo, pero en 2018 empezamos a crecer y conseguimos la clasificación para el mundial después de 21 años.

Actualmente la postergación de los juegos de Tokio no solo es un desaliento deportivo sino que también es un “golpe durísimo, desgastante a nivel organizativo y con un alto costo económico”,  sin embargo Julio cree que “la mejor opción en este escenario es que se postergue”. Para el seleccionado del sol naciente es una posibilidad de afianzar el equipo y madurar a jugadores jóvenes como Hachimura y Watanabe.“La liga japonesa es muy buena fuera de la cancha y tiene que mejorar lo que pasa dentro de la cancha” contó el entrenador.

Casi sin palabras Lamas refirió al equipo actual de la Selección Argentina como algo “impresionante” y que dijo que “llegaron a su techo”. Tras la final Argentina-España en el mundial de China, Julio analizó al equipo: como conjunto lograron un gran nivel de juego, en defensa “redujeron a la mínima expresión a los rivales” y en ataque jugaron de una manera muy inteligente “primero rápido y después abriendo la cacha para atacar por donde más convenía”. Agregó “La generación dorada es inolvidable”, pero que ellos ahora hayan hecho un torneo del mismo nivel es muy sano para el básquet argentino. “Hace que de acá en adelante las presiones que puedan tener sean positivas”.

También se metió en charla la actualidad del cordobés Pablo Prigioni como entrenador. Lograr ser primer asistente de un equipo de la NBA (National Basketball Association), “es extraordinario” y “no tiene precedentes, fue el primero en poder hacerlo, por lo tanto tengo el orgullo más grande que se pueda tener”. “Vi tres partidos del equipo, estuve en los entrenamientos y en varios momentos me saltó la emoción viendo lo que está haciendo allí” dijo Lamas.

La Generación Dorada

Julio acompaño a la Selección Argentina en dos periodos. De 1997 a 1999 y de 2011 a 2014. El entrenador contó con emoción: “Dirigir la selección de tu país es ser afortunado. Y dirigirla dos veces con este grupo de jugadores cuando empezaba y después en este último tramo, es ser muy afortunado”. Recordó historias del mundial de Australia sub 22 cuando recién empezaba a sonar el nombre de un tal Ginobili. Y las alegrías que consiguieron con la generación dorada.

Los clubes del Basquetbol Argentino

Antes de mudarse a Asia, Julio Lamas fue entrenador de San Lorenzo, el actual líder de la liga local. Su paso por el cuervo fue algo “Inolvidable, es una de las experiencias más lindas en mi carrera como entrenador. A la parte profesional se le junto la parte romántica de dirigir al equipo del cual soy hincha” afirmó. Entro los momentos que recordó con alegría fue la presentación, el primer título, el partido en Toronto, la vuelta a Boedo y el bicampeonato que reafirmo la superioridad deportiva del equipo.

Julio aclaró que no es lo mismo estar al frente de clubes que de selecciones, como lo son: “Tanto Boca Junior, como El Real Madrid, como San Lorenzo significaron dirigir un equipo de básquet en un club de fútbol y es algo que no se puede obviar”. “Con lo cual cuando estas en frente de la sección de básquet tenes que ponerte lo más cerquita que el fútbol te deje”, eso es distinto. Lo que convoca en estos equipos es primero el fútbol y luego los demás deportes.

También recordó a ese Atenas de los 90’ en el torneo McDonald’s de Paris y dijo: “como preparó los partidos Magnano, como jugaron Milanesio y Campana, como jugó Oberto ese torneo, como jugaron todos. Dejaron al básquet argentino muy arriba”. En entrenador anhela el regreso del club a su máximo nivel, para él, aquel equipo y Ferro del 86 “ fueron los dos mejores equipos de básquet que vi en toda mi vida” de los clubes argentinos comentó. “Si vamos a los 35 años de historia de liga, para mi Atenas es el equipo más importante de la historia. Hay dos jugadores que son Milanesio y Campana a los cuales hay que agradecerles”.  Ya que en un momento crítico de la liga cuando el corralito rompió con la economía argentina en 2001, “ellos bancaron y fueron punto de resistencia y resiliencia de la competición”.

Julio Lamas, su vida como entrenador.
España

El país europeo fue un lugar especial, 6 años de su vida dedicados a la liga. En diferentes periodos paso por el Baskonia, Alicante y el Real Madrid. El Baskonia se encuentra en “una ciudad con cultura de básquet, aman el básquet y tienen un orgullo muy grande por su club y su camiseta”.“Tienen un estadio de 18.000 lugares con una ciudad de 300.000 habitantes” todo gracias al dueño del equipo que fomento eso. Alicante fue en “la ciudad que más me gusto vivir en mi vida”.“Yo fui al equipo cuando recién había bajado, estaba desanimado, costo empujarlo los primeros meses pero encontramos en Pablo Prigioni una carta increíble”, “pasamos de la segunda división a competición europea”. Eso dejo grandes recuerdos en su vida. Y luego llegó el equipo madrileño, “es un orgullo haber pertenecido a la casa” dijo Lamas. “Pensá que no hubo nunca en la historia del básquet del club en 80 años un entrenador de Latinoamérica”, lamentablemente perdieron una final y el equipo siempre exige buenos resultados. “Creo que si la hubiésemos ganado, el equipo se hubiese seguido desarrollando conmigo”

Imperdible chala con Julio Lamas, dentro y fuera de la cancha una vida de logros. Lo que lo caracteriza es armar trajes a medida para los distintos equipos y devolverlos en mejor estado.

Fotografías de FIBA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *