‘Chapu’ Nocioni: “Toda despedida de un jugador es la bienvenida de otros nuevos”

Andrés Nocioni dijo adiós al básquet profesional. Hace tres años pisó por última vez la cancha del Real Madrid para despedirse de la elite deportiva.

Por Sofía Jaimez Bertazzo

Desde sus comienzos en Ceci de Gálvez es conocido como ‘el Chapu’. En algún momento también lo llamaron ‘pelado’. Andrés contó: “el que afianzó el sobrenombre fue Najnudel”. “Cuando yo llegué a Racing, León dijo bueno a partir de ahora es ‘el Chapu’ porque es como le dicen en su club de origen y así es como lo van a llamar en toda su carrera”. Para el jugador el club no solo lo vio nacer y lo apodó, sino que marcó su vida. Por esta razón, es que para poder  devolver algo del cariño y calor recibido una vez al año “trato de hacer un campus al que va un invitado especial” , “siempre intento ayudar al club”.

En su larga carrera deportiva, Andrés, paso por Argentina, Estados Unidos y España. Jugó finales de liga, campeonatos sudamericanos y Juegos Olímpicos. Formó parte de esa selección conocida como ‘la generación dorada’. Se formó como profesional y como persona junto a grandes referentes. El Chapu recuerda con alegría “todos los equipos por los que pase me fueron dejando algún aprendizaje”. Por eso se le hace muy difícil elegir uno.

“He tenido la gran oportunidad de estar con ellos y compartir el equipo de la generación dorada como se dice. Yo no considero que sea la generación dorada, fue un equipo de la selección argentina muy competitivo, histórico, que obviamente marcó un momento de la historia del básquetbol argentino. Muy bueno, muy positivo y de muchos éxitos. Dentro y fuera de la cacha”

Para Chapu no fue fácil mantener el nivel deportivo por tantos años.“Lo que más costó fue la constancia, el trabajo y la rutina”, dijo, haciendo referencia al alto rendimiento. Sin embargo “me enseñó, cómo la amistad potencia un equipo”.  Pensando en la nueva generación de jugadores Andrés dijo: “la vara se pone a la altura de lo que uno se exige. Las motivaciones son individuales y después son colectivas”. Son distintas etapas de la selección y no hay porqué comparar los anteriores con los nuevos.

“Tengo muy buenos recuerdos de Córdoba, porque es un lugar donde se respira básquet afirmó Nocioni. La Docta “tienen a un histórico de toda la vida, ojala que Atenas pueda volver a estar entre los primeros equipos de la liga nacional”. Es uno de los clubes semillero de nuestro país,“es de los descubridores, buscadores de talentos que hacen el salto de calidad”.Andrés en diálogo con Gol and Pop, expuso que en la actualidad  ve bien a la liga nacional y también como se está desarrollando el básquet femenino. Sin embargo, nota que “tienen sus problemas económicos y organizativos”, que son “lógicos de un país que tiene serios problemas estructurales”. La Argentina, “es una liga muy competitiva que dio y genera muchos talentos”, como los jugadores de la albiceleste.

“Creo que esta selección ha hecho un trabajo excepcional, muchos años entrenando igual que la generación dorada anterior. Hubo una combinación perfecta entre los más jóvenes con la veteranía de Luis Scola. Sergio Hernández la comandó de la mejor manera posible y creo que lo hizo excelente, por eso mismo se consiguieron los resultados. Creo que ha sido un equipo histórico, han conseguido algo extraordinario, hay que felicitarlos y sacarse el sombrero”

Memorias de un Guerrero, el libro escrito por Fabián García no podía escaparse de esta charla. Aquella biografía que, como lo definió su protagonista principal: “cuenta la historia de un jugador, de un profesional, de una carrera, de una vida. Y además de una generación de jugadores que crearon algo histórico para el básquetbol argentino”. A partir de simples palabras se recrean momentos únicos de una vida más allá del deporte. Para conocer la grandeza del Chapu es imposible no recordar a quienes lo acompañaron: Ginobili, Scola, Ivanovic, Lamas, Prigioni, Magnano, Oberto, entre tantos otros que aparecen en esta ‘organización de recuerdos’ como mencionó Nocioni.

‘Viví como jugué’ escribió el Chapu en su anunció de retiro. Siempre con honestidad y compromiso por su trabajo. Hoy tiene una vida alejada de la competencia deportiva. Se dedica a la pesca, un viejo hábito que le inculcó su padre y hoy trasmite a sus hijos. Esas actividades que sirven para compartir y disfrutar. También se trasforman en una excusa para aprender algo nuevo. “Uno lo hace con pasión y eso es lo importante” dijo Andrés sobre este nuevo deporte, la pesca con mosca.

Sudamericano de Valdivia 2001

En ese torneo la selección hizo historia, con Rubén Magnano a la cabeza y con Osella, que volvía a la selección después de una suspensión. Tras una final aguerrida con Brasil, Argentina se llevó el triunfo. “Pudimos lograrlo, después de 14 años que no salía campeona la Selección Argentina” empezó diciendo Andrés. Y agregó “ese torneo fue uno de los primeros a donde yo tuve protagonismo a nivel mayores, tenía 21, 22 años. Ahí tuve la oportunidad de jugar muchos minutos. Y por suerte se nos dio un campeonato sudamericano histórico”.

Juegos Olímpicos de Atenas 2004

Ese agosto del 2004 la selección argentina de baloncesto le ganaba 89 a 81 en semifinales al Dream Team. Y le arrebataba el oro en la final a la Selección Italiana. El Chapu dijo: “haber conseguido una medalla olímpica, es haber tocado el cielo con las manos”. También de la mano de Magnano, Andrés afirmó: “Rubén ha sido el entrenador justo, necesario para ese momento. Supo sacar de nosotros lo mejor”. “Tuvimos la gran suerte de ser jóvenes, ambiciosos,y estar en las mejores condiciones físicamente . Entonces todo se complementó y fue muy positivo”.

“Siempre nos preparamos para ser campeones, a veces pudimos a veces no se pudo”

Imperdible Charla con Andrés ‘el Chapu’ Nocioni. Del básquet a la pesca, de España a Estados Unidos y de las anécdotas a un libro.

Directo de @golandpopcordoba
Fotografías de @SoyElChapu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *