Connect with us

Fútbol

El mejor de todos

Campeón

Publicado

//

Una vez leí, vaya saber en donde, que para saber lo grande que sos en lo que haces no hay que medir la cantidad de personas que te idolatran sino la cantidad de detractores que tengas. No solo no recuerdo donde la leí, sino que tampoco recuerdo a su autor pero siempre me hizo ruido. Hay personajes que son polémicos o políticamente incorrectos que pueden generar detractores y ahí podría cumplirse esta máxima. Pero hay otros que son enormes y siempre son correctos o su dócil carácter no los enfrenta con nada ni con nadie. En estos últimos entraría Lionel Andrés Messi, quizás el más humilde de todos los dioses, sin embargo, tuvo y tiene detractores, que increíblemente son quienes más capacitados están para no haberlo criticado nunca.

Es que los principales detractores de Messi no fueron aquellos que no lo conocían. Porque un montón de personas no conocían a este pibe que la rompía en las inferiores catalanas y que luego seria el dueño de Barcelona y que acá lo miraban de reojo, por no haber jugado en nuestro fútbol y entonces lo criticaron en sus comienzos.

Tampoco eran los principales detractores de Lionel, aquellos que nos veíamos amenazados con su aparición y nos convertimos en las viudas de Maradona cada vez que este rosarino era sentado en el trono que le pertenecía a Diego. Fuimos cómplices de las típicas grietas argentinas, las de unitarios o federales, Peronistas o radicales, Menotti o Bilardo y así, podría enumerar un montón. Una grieta que se cerró rápidamente, cuando Diego se instaló en Ezeiza y abrazo a su Messias y todos lo empezamos a disfrutar.

Ni siquiera aquellos que le exigían mostrarse más argentino, que cantara el himno o que saliera campeón del mundo eran sus mayores detractores. Apenas pudieron conocerlo un poco más se dieron cuenta que era más argentino que el mate y más rosarino que el monumento a la bandera y que estaba en tierras lejanas por caprichos de la vida y la pelota o porque nadie supo invertir en el y su necesidad, por lo que se fue pequeño a Cataluña y volvía gigante a la Argentina.

Los detractores de Messi fueron aquellos que fundaron el nuevo periodismo deportivo. Esos que se pasan horas y horas al aire inventando noticias, polémicas y discusiones sin sentido. Hicieron comparaciones odiosas, molestas, generaron odio, insultaron y lograron que algunos la repitieran viralmente, hasta que le llegue a los hijos de Lionel. Estos creadores de programas de periodistas barrabravas y conventilleros, se olvidaron de que se suponía que eran especialistas de este deporte y si uno entiende de este deporte, Messi siempre fue incriticable.

Habilidoso, veloz, gambeteador, zurda mágica, goleador, asistidor, desequilibrante, devastador en el mano a mano, rompe récords serial, logró todo lo que para otros eran leyendas y para él eran oficiales y homologados por el ente regulador. Messi lo tiene todo, lo ha conseguido todo y da la impresión que perdurarán por mucho tiempo sus logros, siendo suyos y de nadie más. ¿En serio un periodista deportivo puede criticar a Messi? es inaudito, sin sentido y debería odiar el fútbol para hacerlo. Tuvieron que recurrir a un término del tablón para criticarlo y les demostró tener el pecho bien caliente. Aunque algunos hoy se olviden de lo que dijeron y otros lloren emocionados por un título que nunca desearon y por el solo hecho de tener razón. Así de patéticos resultaron ser aquellos que no son todos, pero son quizás los de mayor alcance, los más masivos.

Para mi Diego Armando Maradona será el mejor jugador del fútbol de la historia. Todo aquel que sostenga que Lionel Andrés Messi es el mejor jugador de todos los tiempos no estará para nada equivocado. Messi es el mejor de todos, tanto lo es, que tuvo hasta la bendición de D10S…..

Click to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Belgrano y sus nuevas armas para el 2023

Debut en Primera

Publicado

//

El Pirata se preparó para debutar en su regreso a la Primera División del futbol argentino.

Guillermo Farré armó todo para el primer partido en la máxima categoría. Belgrano volvió a participar del certamen local luego de jugar 3 años y medio en la Primera Nacional, donde cerró una campaña destacada al ascender directamente con varios puntos de diferencia con respecto a sus rivales.

Toca enfocarse en un nuevo año y en un nuevo desafío; la Liga Profesional. Y es por eso, que el conjunto de Alberdi se puso en campaña para traer nuevos refuerzos con la ilusión del buen aporte que pueden llegar a ofrecer para que el elenco se mantenga en la máxima categoría.

Desde jóvenes de inferiores hasta jugadores de gran paso y jerarquía; estas son las nuevas incorporaciones de Belgrano para el 2023:

Entre los traspasos; Franco Jara, delantero de 34 años proveniente del FC Dallas de Estados Unidos; ; Martín Camacho, delantero de 29 años proveniente del Defensor Sporting de Uruguay y Manuel Vicentini, arquero de 32 años proveniente de Sarmiento de Junín.

Quienes retomaron al club luego de la finalización de sus prestamos; Ariel Matías García, delantero de 31 años cedido al FC Juárez de México; Valentín Barbero, centrocampista de 22 años cedido al San Luis de Chile; Alexis Costantino, delantero de 24 años cedido al Deportivo Español; Agustín Colazo, también delantero de 22 años cedido a Guillermo Brown; Joaquín Livera, defensor de 23 años cedido a Ferro Carril Oeste; Ezequiel Gonzalez, centrocampista de 21 años cedido a Guillermo Brown; Agustín Rufinetti, arquero de 23 años cedido a Unión de Sunchales; Martin Garnerone, delantero de 24 años cedido a Chaco For Ever y por último Tomas Attis, también delantero de 23 años cedido a Sportivo Belgrano.

Con todas estas nuevas caras y con la gran mayoría que ya tuvieron su paso por el club, Belgrano buscó dar el golpe y comenzar con el pie derecho en el debut este domingo ante Racing en el Estadio Presidente Perón, pero no pudo. Sin embargo cerró con un 0 a 0 que siempre es más conveniente que una derrota. Así se lleva su primer punto en la Primera División y sueña con un objetivo más lejano, la clasificación a las copas internacionales.

Continue Reading

Actualidad

A levantar las copas

Deseos y desafíos para 2023

Publicado

//

El fútbol cordobés tuvo un año redondo y un cierre soñado con mucha presencia en el seleccionado campeón mundial. Que los logros se repitan y se potencien podría representar una buena consigna a la hora del brindis.

El fútbol cordobés se adelantó a los brindis de Fin de Año. Belgrano tuvo su Navidad el 25 de setiembre, con tres meses de anticipación, y una semana después celebró otro título y otro ascenso a Primera de la AFA con el femenino, el equipo récord en triunfos, goles a favor y convocatoria.

DOBLETE PIRATA. El equipo femenino de la “B” se consagró en la Primera B y en la temporada 2023 jugará en la categoría de elite.

El barrio Alberdi no fue el único que se vistió de fiesta. Después llegaron el campeonato de Racing de Nueva Italia en el Federal A, la vuelta olímpica de Instituto en el Reducido de la Primera Nacional y el ascenso de las chicas de Talleres a la segunda categoría del ámbito nacional.

Un año redondo para los equipos de la provincia que trascienden fronteras y que se completó con la “T” llegando a los cuartos de final de la Libertadores y a otra final de Copa Argentina, a pesar de sus vaivenes, y con el segundo puesto del Femenino de la “B” en la Copa Federal. Estudiantes de Río Cuarto y Sportivo Belgrano de San Francisco no se quedaron atrás. Fueron dignos animadores en torneos superpoblados, donde no cualquiera puede jactarse de clasificar a las instancias decisivas.

Ni el más optimista futbolero de estas tierras lo hubiera imaginado a fines del año pasado. Si hasta la cantidad de logros superó el cupo establecido para los deseos. Y como si algo faltara, llegó la tercera estrella mundialista del seleccionado argentino. Con seis cordobeses celebrando junto a Lionel Messi en Qatar: los futbolistas Cristian Romero, Nahuel Molina, Julián Álvarez y Paulo Dybala, y los ayudantes de campo Pablo Aimar y Walter Samuel, dos de los fieles escuderos del entrenador Lionel Scaloni. Soñado.

CAMPEÓN DEL MUNDO. En Qatar 2022, el cordobés Julián Álvarez convirtió cuatro goles y terminó celebrando la tercera estrella de la AFA.

Escenario histórico

Vaya si hay motivos para celebrar, y también para entusiasmarse. El asunto será no embriagarse con tantas copas. O no chocarlas, sin renunciar al clásico ‘chin, chin’. La presencia de tres equipos cordobeses en la máxima divisional del fútbol argentino, hecho que volverá a repetirse después de un largo paréntesis de 23 años, representa todo un desafío. Para unos y otros.

A falta de torneos internacionales, Talleres lo ha tomado como el principal aliciente pensando en 2023. Muestra elocuente de ello es el retorno de Nahuel Bustos, un nombre que entusiasma y que seguramente repercutirá en los hinchas a la hora de organizar gastos y priorizar la renovación del carnet. No tendría que ser la única cara nueva. Refuerzo, mejor dicho.

En barrio jardín, la experiencia de la temporada 2022 marca una serie de desaciertos en las elecciones de futbolistas y entrenadores, que tendría que capitalizarse como experiencia. Sin una eficaz gestión en el mercado de pases y un sinceramiento respecto al proyecto de las divisiones inferiores, el espaldarazo a Javier Gandolfi casi que no tendría sentido. Veremos.

Por el lado de Belgrano e Instituto, el horizonte asoma con más claridad. Sostenerse con crecimiento parece ser la premisa. La insólita grilla de 28 equipos permite ilusionarse al menos con el objetivo de mínima. Por el momento, Piratas y Gloriosos parecen avanzar por caminos paralelos. Mientras en Alberdi Guillermo Farré blindó la base del plantel y buscó sumar nombres para satisfacer necesidades puntuales, en Alta Córdoba anticiparon un éxodo masivo sin la certeza de que los que vendrán serán iguales o mejores que los que se marcharon. Una apuesta de riesgo que genera no poca incertidumbre, más allá del aval que representa la probada seriedad y pericia del cuerpo técnico que encabeza Lucas Bovaglio.

En el caso de Racing y Estudiantes, el desafío pasa por hacerse fuertes en un campeonato que cada vez se acentúa más como una B/C Metro con algunos “carteludos” del interior, y que no es fácil de sobrellevar sin buenas prestaciones en cancha y sin fidelidad en hinchas y socios. ¿Potenciara a Sportivo Belgrano la “chapa” de único embajador cordobés en el Federal A? Es otro de los interrogantes para el año que se viene.

A LA COPA, POR PENALES. Otro festejo en celeste y blanco y desde los doce pasos: Racing de Nueva Italia se adjudicó el Torneo Federal A.

Volver al futuro

Quizá el 2023 nos dé la chance de ver nuevamente en el Estadio Kempes a Lionel Messi, esta vez en modo “last dance”. Con la Copa del Mundo en sus manos, el capitán del seleccionado argentino anunció que quería disfrutar un poco más del hecho de jugar con la camiseta celeste y blanca. Sólo él conoce el alcance de la frase que nos alivió y entusiasmó a todos.

Las Eliminatorias para Estados Unidos-México-Canadá 2026 casi que están a la vuelta de la esquina, y quién dice que “la Pulga” no pueda estirar su estadía hasta la Copa América 2024, que en virtud de la deserción de Ecuador podría darle una segunda oportunidad a la fallida sede conjunta de Argentina y Colombia de 2020. Córdoba incluida.

Más allá de Messi, habrá que ver también cuáles son los planes que tiene la AFA para el equipo campeón mundial. Al recambio generacional iniciado hace cuatro años por Scaloni le tocará, más tarde o más temprano, dar la vuelta de tuerca más complicada. El fin de ciclo de “los históricos” de Qatar 2022 representa otra prueba de fuego. Es la posibilidad de cambiar el paradigma y anteponer el proyecto deportivo al producto comercial.

Si “Chiqui” Tapia sólo piensa en su tercera estrella (una nueva reelección que por el momento no habilitan los estatutos), en el montón de camisetas albicelestes que se venden en el mundo, en el caché de los amistosos del equipo campeón y en expandir la franquicia de los Institutos Tecnológicos, el McDonald’s de la AFA, estaría errando la patada. El título de Qatar 2022 debe servir para afianzar las bases del futuro deportivo, y allí será clave la decisión de sostener a Scaloni y sus colaboradores. Y dejarlos laburar. Ordenar y potenciar la competencia interna también debe ser una prioridad.

La realidad hoy nos muestra campeones del mundo que no llegaron a jugar como profesionales en nuestras ligas, como Messi y ‘el Dibu’ Martínez, pero también jugadores surgidos de San Lorenzo de Córdoba, Fitz Simon de Embalse, Atlético Calchín y Newell´s de Laguna Larga, los nuestros. Más allá de ‘la General Paz’ -o de Viamonte- deberían tenerlo claro. Al final de cuentas, los US$ 42 millones que pagó la FIFA por levantar la Copa del Mundo equivalen a US$ 0,93 por cada habitante de nuestro país.

TÍTULO INÉDITO. Belgrano volvió a la máxima divisional del fútbol argentino ganando de punta a punta el campeonato de Primera Nacional.


Continue Reading

Actualidad

Ezequiel Parnisari: “La gente de Instituto esta muy loca, no hace un año que estoy y me han dado mucho cariño”

Directo a Liga Profesional

Publicado

//

Tras el ascenso a la Liga Profesional El ‘Vikingo’ confirmó que se queda un año más en la Gloria.

El puntano se convirtió en uno de los jugadores claves durante la temporada, pero nada le fue fácil. Primero una apendicitis que lo llevó a escaparse del hospital para jugar la semifinal. Después una distensión del ligamento patelofemoral medial de su rodilla derecha que provino de un golpe en el partido de ida con Estudiantes. Sin embargo terminó su temporada con el ascenso y renovó contrato. Entre risas comentó “es más difícil vivirlo desde afuera” contando las sensaciones que dejó la final de vuelta en el Monumental cordobés.

“Era un partido que lo teníamos controlado, en el primer tiempo habíamos llegado varias veces. Ellos nos hicieron el primer gol y se metieron atrás, pero nosotros sabíamos que con el empate nos alcanzaba para ascender y lo pudimos igualar”.

Si sabrá de Parnisari de esta categoría, no es su primer ascenso, en 2012 llegó a la Primera División con la camiseta de Olimpo de Bahía Blanca y ahora repite historia con Instituto. “Fue un año durísimo, uno que viene jugando la B Nacional hace rato sabe que es un campeonato difícil” confirmó.

En muy poco tiempo el gringo se ganó el cariño de la hinchada gloriosa, ‘Carnisari’ le dicen por las calles de Alta Córdoba. Él se mostró agradecido y contento de ser parte del club albirojo, “pude renovar un año más, me van a tener que ver en primera ahora si dios quiere. Las expectativas son las mejores, venimos de un gran año y nos vamos a preparar de la mejor manera para cumplir los objetivos que nos propongamos y disfrutar del camino principalmente”.

“Queremos ser competitivos, ir a todas las canchas a buscar los tres puntos, aunque va a ser más difícil en esta categoría. Nuestra idea de juego siempre va a ser la misma, plantarnos en cualquier cancha y buscar la victoria”.

– Vuelven los clásicos a Córdoba, ahora en Liga Profesional ¿se viven diferente?

– La gente está muy dividida en Córdoba o sos de Talleres, o sos de Belgrano o de Instituto. A nosotros nos tocó el clásico con Belgrano esta temporada, en la semana se vive un ambiente distinto, el hincha te lo hace saber. Tenés que ganar si o si, los clásicos se ganan como dicen ellos. Pero eso queda de la tela para afuera, adentro de la cancha somos once contra once y no hay más que tres puntos en juego.

Ezequiel Parnisari en exclusiva con GOLANDPOP de la mano de Sofía Jaimez Bertazzo.

Continue Reading

Tendencias