Connect with us

Fútbol

Fue político, no deportivo

Show sin fútbol

Publicado

//

Cuando estudias Periodismo, intentan darte las herramientas para poder contar y explicar, lo que muchas veces es difícil y hasta imposible. Cuando tu función está en lo Deportivo, las herramientas son las mismas, pero estas más propenso a tener que explicar cosas que son imposibles de explicar. En este marco de cosas, quedará lo sucedido en las Eliminatorias Sudamericanas, entre Brasil y Argentina. La buena noticia para el periodismo, es que si corre la mirada de lo deportivo, habrá más chances de poder explicar lo que pasó.

El hecho de intentar comprender como una autoridad sanitaria, suspende un partido de fútbol a cinco minutos de haber arrancado, es el hecho imposible de explicar. Las autoridades sanitarias de San Pablo, intentaron dar sus razones, flojas de papeles. Aludir que el sábado por la noche descubrieron que los jugadores argentinos (Martínez, Lo Celso, Romero y Buendía) habían estado en Inglaterra dentro de los últimos días, es cuánto menos una falsedad. Todo el mundo lo sabía, al punto que Conmebol autorizó y FIFA apoyo a los jugadores que desobedecieron a la FA y viajaron a Venezuela. Que un problema administrativo, los hizo llegar tarde al hotel y por eso ingresaron a la cancha con el partido empezado, suena a mucho más que una desprolijidad, suena a puesta en escena.

Mientras todos intentaban entender, como se les permitió entrar a Brasil y como tardó tres días migraciones en darse cuenta que los jugadores argentinos, supuestamente, mintieron en su declaración jurada y debían ser deportados, después de estar entrenando en suelo carioca, es poco más inexplicable. Cuando todo el barullo no permitía una explicación lógica y aunque muchos periodistas se negaron a mirar para ese lado, el costado político apareció.

Primero fue Flavio Bolsonaro acusando a los argentinos de infringir la ley, pidiendo que sean sancionados y que la Policía Federal del Brasil, los investigue. Segundo fue el padre de la criatura, Jair Bolsonaro, uso sus redes para asegurar que los argentinos sabían que violaban la ley. Lo más gracioso, por no decir trágico, es que Bolsonaro se cansó de minimizar la Pandemia, llamándola “Gripezinhia” o acusando a los comunistas de inventarla. Hospitales colapsados, hospitales de campaña al lado del Maracaná, dónde igual se jugaban partidos, desprecio absolutos por las medidas sanitarias y hasta contagiado el propio Bolsonaro, se quitó el barbijo ante una periodista. El país al que nunca le importó la Pandemia, de pronto, estaba preocupado por las variantes europeas.

Algunos sospecharon que el estado de San Pablo, opositor a Bolsonaro, le hacía una jugada sucia. Pero el apoyo del presidente y sus hijos, hablan de que entre los gobiernos locales y nacionales, estaba todo planeado. ¿Que gana Bolsonaro con esto? ¿Tiene algún rédito político pensando en las elecciones del año próximo? La lógica diría que no. De todos modos, la democracia poco le interesa a Bolsonaro, quien se reclamé cada vez que en Brasil alguien habla de Golpe Cívico Militar, si el partido de Lula Da Silva vuelve al poder y con acciones como está, Jair le muestra a las Fuerzas Armadas que el podría tranquilamente, quien los guíe a la barbarie.

Está suele ser una columna deportiva. Pero lo que pasó en el Brasil y Argentina, tiene poco de deportivo, y solo se puede pensar en una explicación, si se ve el costado político.

Click to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fútbol

¿Hasta cuándo Barracas?

Fútbol y poder

Publicado

//

No tengo la más mínima intención, de describir los partidos de Barracas Central en la Primera Nacional. Tampoco quiero enumerar los errores arbitrales, que ya son más horrores que otra cosa. No habrá en esta columna ningún dato estadístico, ni el nombre de ningún referí. Este será un escrito que solo entenderán, los que estén metidos en el tema. Me refiero a periodistas, hinchas, dirigentes y allegados. Pido disculpas si hay algún lector casual, pero no puedo detenerme en los detalles. Hay que ir al grano, al punto, sino se nos seguirán riendo en la cara.

Ya es obsceno. Todo lo que sucede en los partidos de Barracas, el único puntero del mundo entero, que casi nunca es televisado. Si, la señal que tiene los derechos de televisión de la Primera Nacional, te transmite hasta el puntero de la Primera B Metro, pero casi nunca al puntero Barracas. Mínimamente llamativo. Y si quiere un dato más curioso, el entrenador de Barracas es el relator número uno, de la cadena televisiva…pero a nadie le llama la atención. Todo normal.

Pero mientras el equipo del cual surgió Claudio Chiqui Tapia hace de las suyas a escondidas los dirigentes de la Primera Nacional duermen la siesta, o se hacen los dormidos. Hace poco, Barracas vino a Córdoba y si bien Instituto ganó, el árbitro hizo todo para robarle a la Gloria los tres puntos. Y cuando digo todo, es todo. Por suerte esa tarde ganó el fútbol. ¿Qué reacción tuvieron los dirigentes de Alta Córdoba? Le mandaron un afectuoso saludo de cumpleaños al Chiqui Tapia. Por el lado de Alberdi, como están en otra zona, sienten que no les afecta lo que haga Barracas, total acá cada uno cuida su quinta. Artime fue con Tapia, una de las primeras fotos que buscó. Nadie hace nada, todos miran para el otro lado y el show del terror continúa.

¿Por qué nadie dice nada? ¿A ningún club le interesa la transparencia del torneo? Los pocos que se enfrentaron al poder quedaron solos, abandonados y castigados. El pasado mostraba a Grondona teniendo el poder de la billetera ¿También la heredó Tapia? Nadie se le anima. Nadie quiere quedar expuesto. Claro, la revolución debería de ser de todos porque en la mayoría está el poder pero todos callan y todos acatan.

Nadie sabe a ciencia cierta si Barracas Central va a ascender, pero que tendrá su oportunidad la tendrá. Podrá jugarse en noventa minutos algún ascenso y habrá llegado ahí por un sin fin de “errores” arbitrales. Si, errores entre comillas. Mientras después, su Entrenador a cara de piedra grita en TyC “pero que viva el fútbol”, cuando es cómplice, de quienes hacen todo para matar al fútbol…

Continue Reading

Fútbol

¿Le darán pelota?

Mundiales

Publicado

//

La FIFA marca la cancha: quiere un Mundial cada año desde 2023.

Gianni Infantino salió a la cancha para jugar un partido clave y refrendar su condición de CEO de la pelota. Lo hace de elegante saco y corbata, con pantalón largo y sin botines. Como la corrección manda para la cara visible de ese complejo entramado de intereses comerciales y políticos que hoy sostiene una de las industrias sin chimeneas más grandes del mundo.

Mimetizado con aquello de que “no hay mejor defensa que un buen ataque”, el presidente de la FIFA realizó un tour por Sudamérica en busca de adhesiones para la idea que lo desvela: que se juegue un Mundial por año, alternando entre el femenino y el masculino a partir de 2023.

Lo hizo con el facturero en la mano, pasando revista de las obras en varios predios de selecciones que fueron financiadas por la casa matriz de Suiza. Y endulzando los oídos de mandatarios nacionales, ministros de Deportes, popes de asociaciones, el inefable titular de la Conmebol Alejandro Domínguez y celebrities del balompié continental. Incluido Claudio “Chiqui” Tapia, otrora delantero de Barracas Central.

La jugada forma parte de la táctica y la estrategia para frenar el avance de jeques, emires, nuevos ricos, oportunistas y aventureros que buscan expandir negocios en el fútbol europeo. Al tridente Messi, Neymar y Mbappé, el bueno de Gianni le opuso esta delantera: Duque, Maduro y Lasso, los respectivos presidentes de Colombia, Venezuela y Ecuador.

EL LOBISTA. En su tour sudamericano, el otrora “Peladito de los sorteos” se entrevistó con varios presidentes, entre ellos el venezolano Maduro

Alberto Fernández prefirió mirarla desde lejos, consecuente con el puesto de arquero que ocupa en los picados que se arman cada tanto en la Quinta de Olivos. Marcando distancia con el trato de jefe de Estado que el otrora “Peladito de los sorteos” recibió en la cumbre del G-20 de 2018, favor que devolvió con creces conchabando a Mauricio Macri en la Fundación FIFA.

Juega fuerte

La idea de Infantino es ocupar todo el ancho del campo de juego. Un par de amagues, y alguna “discreta” pierna fuerte, le alcanzaron para dejar fuera de juego en el primer avance a la Superliga que “craneaban” algunos clubes carteludos del Viejo Mundo. Pero sabe que en cualquier momento puede llegar al contragolpe. La creación de la Liga de Naciones y una nueva versión de la Eurocopa, con 12 sedes y 24 equipos, fueron algunas señales.

La sede compartida es una idea que llegó para quedarse: de hecho, Estados Unidos, México y Canadá serán socios en la organización del Mundial 2026, el que le sucederá a la poca transparente designación de Qatar 2022.

“Si se habla de un Mundial cada año, masculino y femenino, de cinco países vecinos que pueden organizarlo, en 20 años el Mundial puede pasar por casi 100 países dándole un gran impulso al fútbol”, argumentó el máximo dirigente del fútbol mundial en su fugaz paso por Buenos Aires.

En su planilla de cálculos, quien fue mano derecha del francés Michael Platini -excapo de la UEFA al que le sacaron tarjeta roja por alguna indescifrable gambeta financiera- no figuran los números del apretado calendario que transcurre alocadamente entre ligas, copas y más copas, además de las Eliminatorias y de las fechas FIFA, eufemismo que hace facturar más a las federaciones y pone los pelos de punta a los clubes.

TODO OKEY. Infantino y Tapia, los respectivos popes de la FIFA y de la AFA. ¿Habrá apoyo argentino para los Mundiales cada dos años?

¿Juegan los jugadores?

Pequeño detalle. Por el momento, el abogado suizo-italiano pareciera no incluir sus nombres en el expediente. Tampoco los registraban demasiado el brasileño Joao Havelange y el suizo Joseph Blatter, quienes desde el waterpolo y el hockey sobre hielo alguna vez irrumpieron en el fútbol con la pasión compartida por los buenos y turbios negocios. Habrá que estar atentos para ver si saltan “la Pulga” y el resto de la fauna de estrellas.

Mientras tanto, más vigente que nunca este texto que el uruguayo Eduardo Galeano escribió en su última actualización de “El fútbol a sol y sombra” después de Sudáfrica 2010, el torneo de las vuvuzelas y el Diego como DT:

“Este Mundial confirmó que los jugadores se lesionan con reveladora frecuencia, triturados como están por el extenuante ritmo de trabajo que impone, impunemente, el fútbol profesional. Se dirá que algunos se han hecho ricos, y hasta riquísimos, pero eso sólo es verdad para los más cotizados, que además de jugar dos o más partidos por semana, y además de entrenarse noche y día, sacrifican a la sociedad de consumo sus escasos minutos libres vendiendo calzoncillos, autos, perfumes y afeitadoras y posando para las tapas de las revistas de lujo. Y al fin y al cabo, eso sólo prueba que este mundo es tan absurdo que hasta contiene esclavos millonarios”.

Continue Reading

Fútbol

Scaloni Conducción

Selección Argentina

Publicado

//

En esta misma columna, una vez escribí “Scaloni: el proyecto del no proyecto” haciendo referencia, a qué Scaloni no era una apuesta de AFA, si no el resultado de su habitual desmanejo. Es que el oriundo de Pujato, fue parte del bochornoso proceso de Sampaoli y quedó en una especie de “interinato” cuando el mal imitador de Bielsa, dejó su cargo post mundial de Rusia.

En esta misma columna, comparé a Scaloni con Bilardo, marcando semejanzas y algunas similitudes en sus carreras, como datos curiosos, pero por sobre todo, con un desafío inmenso: dirigir al mejor jugador del mundo, cada cual en su tiempo.

Pocos pueden levantar la bandera del scalonismo, aduciendo que fueron socios fundadores del club de fans. Seguramente los hay, pero lejos están de ser una mayoría y hasta me atrevo a decir, ni una primera minoría. Pero Scaloni, terminó llevando a la selección a levantar un trofeo continental después de muchísimos años. Todos aquellos que criticamos su permanencia en el puesto post Sampaoli o los que pedimos por otros entrenadores, podríamos escudarnos fácilmente en un “con Messi en el plantel, cualquiera sale campeón”, pero no es así.

Nadie podría discutir como entrenadores a Basile, Sabella o Martino pero ello no pudieron lograr salir campeón con Messi. Coca y Tata fueron sin campeones de América, Sabella lo fue pero del mundo. Méritos más, méritos menos, no lograron que Messi levanté la Copa. Hasta Batista llegó a la selección mayor, afianzado por la medalla de Oro en los Juegos Olímpicos, pero pasó sin pena ni gloria en los torneos de mayores.

Y ahí estaba Messi, esperando que alguien encontrará la forma de que no dependiera todo de el. Y ahí llegó Scaloni, renovó parte del plantel, dejando “históricos” fuera, otros se retiraron y fue ahí donde Scaloni sentó las bases de su idea. Quizás, el dato más importante sea, ese eje que forman De Paul, Paredes y Lo Celso, que al menos en los nombres dice “el juego no depende solo de Messi”. Entonces Lionel se sintió cómodo y feliz, hasta el punto que logró ser campeón. Fue el líder futbolístico y humano del plantel, y pudo lograr el título, porque Di María lo ayudó, como no pudo otras veces, como Burru a Diego, salvando la distancias entre torneos.

Hoy Scaloni pasa un duro momento personal y cuando le preguntan por Qatar, el tipo responde a corazón abierto. No puede pensar en el Mundial, no tiene la cabeza en él y hasta pareciera dejar un manto de duda sobre si estará en la cita mundialista. Entonces se prenden las alarmas. Si, la posible salida del técnico que tanto se critico, parece que es una cuestión de vida o muerte. Claro, ya subidos todos a la Scaloneta que se caiga el conductor es lo peor que le puede pasar al proceso/sueño de Qatar.

El periodismo tiene la particularidad de borrar con el codo, lo que escribió con la mano y pasar de vereda en vereda, sin sonrojarse. Pero está columna siempre fue frontal y sincera. Señores, señoras, aquí se fue critico de Scaloni pero a la luz de su trabajo y resultados, sin endiosar y alabar a nadie, hoy se cree que Scaloni es Conducción. Ah y también decimos #FuerzaScaloni.

Continue Reading

Tendencias