NBA Playoffs: Nuggets reviven; Heat sentencian a los Celtics

Denver toma aire en la final del oeste

Jamal Murray definió la noche del martes lo que es ser decisivo. Cuando el marcador apretaba, cuando la remontada de Lakers parecía posible, la estrella de Denver enlazó tres ataques increíbles –triple desde nueve metros incluido– para cerrar un partido que los de Colorado terminaron llevándose por 114-106, logrando así su primer triunfo en las finales de la Conferencia Oeste.

Y es que estos Nuggets no se rinden nunca. Ni el duro golpe sufrido en el Game 2 con el triple sobre la bocina de Anthony Davis los ha hecho caer. Al contrario, dieron otros dos pasos al frente. Sabiendo que caer nuevamente hubiese supuesto su segura eliminación, a los dirigidos de Mike Malone se les vio con energías renovadas en un encuentro que empezaron a dominar al inicio del segundo cuarto, momento desde el que nunca perderían el liderazgo en el electrónico.

Con una fantástica aportación de los secundarios, Jerami Grant se fue hasta los 26 puntos mientras que Monte Morris ponía otros 14 desde el banquillo, los de Colorado se despegaron hasta los 17 puntos de diferencia en el segundo cuarto, llegando a alcanzar los 20 al comienzo del último (mayor desventaja que han sufrido los Lakers en playoffs).  Los puntos no paraban de llegar mientras se sentía cierta frustración en los angelinos. La cuestión es que estos convirtieron tal desesperación en nafta para impulsar una reacción final que a punto estuvo de dar sus frutos, y es que del 97-77 a favor de Denver a falta de 10 minutos pasamos al 99-96 a falta de seis con un genial LeBron James, quien acabaría con un triple-doble de 30 puntos, 10 rebotes y 11 asistencias.

Era un momento decisivo para la serie. Si Denver no reaccionaba, si los nervios los carcomían podíamos estar ante el principio del fin para ellos. Pero no fue así. Apretaron atrás mientras que Jamal Murray se encargó de finalizar el choque al otro lado de la cancha. Con poco más de dos minutos por jugar y estando únicamente cuatro puntos arriba, metió un triple increible a la media vuelta. Después asistió sin mirar a Paul Millsap. Y para llevar la locura a los aficionados de los Nuggets, concluyó su obra con un triple desde nueve metros. Game over y 2-1.

Lakers, reacción tardía

Tras dos cuartos en los que los angelinos parecieron por momentos desubicados, supieron reponerse y en vez de dar el partido por imposible y pasar mentalmente al siguiente, se pusieron el modo de trabajo para meter el miedo en el cuerpo a Denver. No consiguieron completar la hazaña, pero dejaron claro que tampoco piensan regalar nada en la eliminatoria. En el plano individual, LeBron James firmó su 26º triple-doble en playoffs con 30 puntos, 10 rebotes y  11 asistencias. Anthony Davis por su parte aportó 27 puntos con únicamente dos rebotes.

Actuación increíble de Tyler Herro pone el 3 a 1 para Miami

El novato  “rookie”-si es posible llamarlo así-  terminó por explotar en el cuarto partido de las finales de la Conferencia Este ante Boston Celtics con 37 puntos desde el banquillo, una soberbia actuación que impulsó a Miami para vencer por 112-109 y terminar poniendo el 3-1 en la serie.

Entre los hitos conseguidos por Herro destacan el ser el segundo novato que logra al menos 37 puntos en un partido de playoffs tras Magic Johnson, quien se fue hasta los 42 en el sexto partido de las Finales de 1980; así como haber batido la marca de puntos para un novato de los Heat en playoffs, la cual estaba en los 27 logrados por Dwyane Wade en 2004.

Herro fue el más destacado de un partido cuyo desarrollo se pareció poco al de los tres anteriores. Acostumbrados a ver a Boston por delante, en esta ocasión fue Miami el que tras un comienzo igualado tomó ventaja al comienzo del tercer cuarto para llegar a ponerse 12 puntos arriba. Los Celtics reaccionaron. Poco a poco fueron acercando la diferencia hasta culminar la remontada para ponerse uno arriba (85-84) a unos nueve minutos para el final del choque. Sorprendentemente, ahí se les acabaron las ideas.

Tras hacer lo más difícil, Boston cometió tres pérdidas en las cuatro siguientes posesiones para posibilitar que Miami volviese a cobrar ventaja. Fue un momento determinante. Aunque los verdes apuraron sus opciones con triples de Jayson Tatum (28 puntos) y Jaylen Brown (21 puntos), a Jimmy Butler, quien se iría hasta los 24 puntos y 9 rebotes, no le tembló la mano desde la línea de tiros libres. Con un segundo por jugar y tres puntos abajo, a la desesperada, los Celtics sacaron de fondo sin poder siquiera llegar a lanzar a canasta.

Cuestión de pérdidas

En una serie que pese a ir 3-1 ha tenido casi todos sus partidos igualados hasta el final, los pequeños detalles se pagan caros. Eso es lo que le pasó en parte a Boston anoche. Los dirigidos de Brad Stevens no le perdieron nunca la cara al encuentro, pero lo cierto es que todo hubiese sido más sencillo para ellos sin perder tantas pelotas. En total los de Massachusetts vieron como la posesión pasaba a manos del rival en hasta 19 ocasiones (7 en el último cuarto), un dato más que relevante al ver que Miami solo tuvo nueve pérdidas.

Miami, dominio absoluto con 3-1

Esta temporada nos hemos acostumbrado a ver remontadas en playoffs tras estar 3-1 abajo de la mano de Denver Nuggets, equipo que lo ha hecho en hasta dos ocasiones. Sin embargo, esa hazaña es algo que se ha dado únicamente en 13 ocasiones en la historia de la NBA y que jamás ha tenido a Miami como víctima. La franquicia de Florida se ha encontrado hasta el momento 11 veces con un renta de 3-1 en las eliminatorias y en todas ellas terminó llevándosela. El reto para Boston es gigantesco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *