Yésica Bopp anunció sus nuevos desafíos y prometió poner lo mejor de ella

En la charla con Gol and Pop la boxeadora dejó muy claro que aún hay sueños por cumplir.

Por Sofía Jaimez Bertazzo

Empezó a boxear a los 17 años. Hizo un gran recorrido por el amateurismo, doble campeona panamericana y dos podios mundiales en Rusia e India. Actualmente es dueña de dos títulos profesionales de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), y mantiene firme el sueño de continuar arriba del ring.

La biografía escrita por Yesica Palmeta narra una carrera deportiva de grandes logros. El libro me permitió “poder parar, ver todo lo que hice y disfrutarlo” dijo la Tuti. Para Carlos Irusta, uno de los colaboradores del prólogo, se trata de la “novia del boxeo”. Yesica Bopp explicó que “mostrar lo más lindo de un deporte totalmente rudo” es la causa de ese apodo, “lo enamore y lo cuide” agregó.

“Entrar en un deporte de hombres y poder buscar mi lugar, fue teniendo resultados” aclaró Bopp. Después de cumplir con las exigencias se plantó para pedir cosas para las boxeadoras. Y agregó “claramente seguimos en lucha, porque el boxeo femenino no gana lo mismo que el masculino. Creo que no tenemos que demostrar nada sino que pudimos y trajimos todas las medallas y levantamos el boxeo femenino”. El espectáculo pugilístico es muy atractivo y los resultados de las grandes campeonas nacionales lo demuestran. Yésica es una de las personas que fue abriendo puertas para las futuras generaciones, junto a la Tigresa Acuña. Una desde el amateurismo y la otra desde lo profesional. Yésica afirmó: “la realidad es que nos valoren como lo buena que somos”.

A finales de su carrera como deportista amateur recibió una grata sorpresa. Fue la primera mujer en ganar el premio Firpo de Oro. “Fue re lindo ganarlo porque en la terna también estaba Omar Narváez, un referente” contó Yesica con una sonrisa. El mundo de los guantes reconoció sus logros.

Yésica Bopp y Yesenia Martinez

A los 36 años la Tuti se plantea volver al cabezal para competir en los Juegos Olímpicos. A dos semanas de los preolímpicos y concentrando en el CENARD a la escuadra de boxeo le llegó la noticia de la suspensión de las competencias. Sin dudas “era algo que me había quedado pendiente, yo decía voy a ir como entrenadora. Y hoy la vida me da la oportunidad de ir como competidora. Entonces creo que me dio una revancha y no la voy a desperdiciar” comentó Yésica. Para la delegación fue un golpe duro porque estaba todo listo para que dieran lo mejor.

“Yo arranco casi mi última etapa, que va a ser la mejor, la que le ponga lo mejor de mi” recalcó la novia del boxeo. Con estos cambios aún no se sabe si va a boxear primero como profesional y luego se dará la oportunidad de estar en la selección o viceversa. Lo que si queda claro es que la rama femenina del boxeo continúa su pelea dentro y fuera del ring.

La mini mosca recalca que su actitud es innata. “Yo siempre entrené para ser una boxeadora de excelencia”, “siempre salí de lo ordinario y di ese extra para ser extraordinaria” aclaró Yesica. Y agregó “creo que era fanática de mí, porque necesitaba creer en mí para poder tener esos logros”. Bopp es el personaje principal de una historia de esfuerzo y entrenamiento que dio grandes resultados.

Los comienzos de su entrenamiento le dejaron un aprendizaje que le quedó grabado. Su entrenador “prefería tener deportistas en el gimnasio que un joven en la calle, eso me hizo quedarme y aportar a la causa”. Hoy es ella quien continua el legado. Es psicologoga social y se dedica a muchos proyectos solidarios. Es madrina de varias escuelas y colabora en la Huella Weber. Yesica dijo: “más allá de ayudar podemos ser un ejemplo para muchos chicos”. Siempre “quiero demostrarles que yo pude porque tuve ganas, que yo salí de un barrio como ellos” y “si mi presencia hace que uno de los chicos cambie su realidad mi trabajo fue cumplido”.

En su actualidad no solo continua con los proyectos solidarios, con el entrenamiento y su gimnasio. Sino que también se prepara para entrar en el mundo de la con Maravilla Martínez, un colega y gran referente. A fin de mes comienza la escuela de boxeo a trasmitir grandes experiencias pugilísticas. Y a continuar abriendo puertas en la historia del deporte.

Reviví la charla con la múltiple campeona mini mosca. Yésica ‘La Tuti’ Bopp una peleadora arriba y abajo del ring.

Entrevista por Instagram Live @golandpopcordoba
Fotografías de Clarín, La Nación y Redes. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *