Entrevista a Nicolás Watson: Pasado, presente y futuro.

Quiso dejar el futbol, pero no bajó los brazos, hoy tiene un lugar en Instituto y sueña con llegar a las grandes ligas.

“En inferiores pensé en dejar, pero el apoyo de mi familia y amigos fue fundamental para que siga. Fue una piedra en el camino que me dió el envión para llegar hasta donde estoy hoy”

En una llamada telefónica el volante central de “La Gloria” nos cuenta lo difícil que fue el camino hasta llegar a primera. Sus primeros pasos en Instituto fueron complicados y estuvo a un paso de largar todo. Quedar afuera de las citaciones eran opuestas a sus inmensas ganas de jugar. “Recién en Sexta división empecé a jugar, yo jugaba de enganche, pero un día no había cinco y Carlos Curletto me puso en ese lugar. Desde ahí me di cuenta que era mi posición”, afirmó.

Tuvo a distintos técnicos a lo largo de las divisiones formativas y pese a que con algunos no jugaba supo sacarle el jugo a cada uno de ellos. “Con el paso de los años de inferiores todos los técnicos que he tenido me han marcado en algo. Todos me dejaron una enseñanza y aportaron para que yo llegue a cumplir mi sueño”.

Una vez en primera tampoco fue fácil, una vez más debió pelear desde atrás. La suspensión de Sebastián Navarro y la lesión de Ignacio Antonio le dieron la chance de debutar ante Ferro en Caballito. Diego Cagna le dio la oportunidad y superó la prueba con contundencia. “Me sentí muy feliz en el debut. Sabía que empezaba un lindo camino que es el profesionalismo, también sabía que ese partido podía ser crucial para mi futuro. Por suerte me sentí muy cómodo y creo que hice un buen partido.”

Desde ese compromiso, Cagna no lo sacó más de su equipo, jugó el resto del torneo en diferentes posiciones.

 “Me siento un jugador muy aguerrido, varios técnicos me dicen que soy un volante mixto, que puedo jugar y marcar. Yo quiero seguir aprendiendo y tratar de cumplir en la posición que me toque”, se definió.

En la presente temporada, “Nico” peleó desde atrás y sumó un puñado de minutos bajo la dirección técnica de Cesar Zabala. La llegada de Fernando Quiroz le abrió la puerta para volver a meterse entre los titulares en el debut de “Teté” ante Tigre.  “La llegada de Teté Quiróz nos cambió la cabeza, nos ayudó a levantar los ánimos para poder salir adelante en esta situación complicada”.

El nuevo cuerpo técnico debutó con un contundente 3-0 ante Tigre y saben que para reanudar el torneo de la misma manera que en el debut, es fundamental seguir entrenando con intensidad desde casa. “No nos podemos frenar, estamos en casa tratando de hacer lo que se puede, haciendo el plan de entrenamiento en un espacio reducido, pero metiéndole buena onda y esperando que pase todo rápido para volver a las actividades normales”

“Yo creo que cuando se reanude el torneo vamos dar todo para pelear un puesto del reducido y vamos a dar todo hasta la última fecha”.

Con respecto a su futuro, tiene el deseo de todo pibe de llegar a lo más alto, pero no deja de lado su anhelo más cercano.

“Mi máximo deseo como futbolista hoy en día, es ascender con el club que me vio crecer y me abrió las puertas cuando era chico y después de eso poder jugar en algún club grande de Europa”

“Que un equipo tan grande ponga los ojos en vos es algo muy lindo, te hace sentir que algo estás haciendo bien. Hoy pienso solo en Instituto, en seguir demostrando para que estoy y ayudar al club a cumplir los objetivos”, analizó el jugador a raíz en que los últimos días circuló un interés por parte de Cruzeiro.

Lo cierto, es que “Nico” Watson ha superado varios obstáculos desde que llegó al club a los 11 y hoy con 21 años todavía esperar seguir superando muchos más con la casaca Albirroja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *