Connect with us

Fútbol

Una alegría mínima, vital y móvil

Felices y más futboleros

Publicado

//

Por Walter Vargas

Es cierto, cómo no, que el pan nuestro de cada día es el amor por la camiseta genealógica. La patria es la infancia, dijo uno que había escuchado a otro decir.

Y que a primera mirada el regreso de la Libertadores y la Sudamericana, y el bautismo del campeonato, han dejado más lejos que el propio calendario la conquista argentina de la Copa América.

Pero sólo a primera mirada.

Más allá de la dicha o la desdicha que cifra esta primera semana de agenda doméstica e internacional para el rango de clubes, una cierta brisa de alegría futbolera colorea el horizonte desde La Quiaca hasta Ushuaia.
Que se entienda: en un contexto en el cual la extensa pandemia del Covid-19 cifra y determina el curso de la vida en sí. De la vida, a secas. De la vida, bah.

Hasta entonces, cuando el malsano bicho sentó reales en este confín y nos desayunamos con que hasta nuevo aviso estaríamos metidos en un film Jolivud clase B. Nos dimos de cabeza contra el suelo con el estrépito de “¡Plop! del Cacique Patoruzú, nos permitíamos soñar libremente con la Santísima Trinidad de ganar, golear y gustar. En el fútbol y allende los 105 x 70 de la verde gramilla.

Subvertidas las coordenadas y la nomenclatura, vamos para los 16 meses de contentarnos con defender en el área propia: Barbijo en el arco, Vacuna de fiel cancerbero, Distancia Social y Alcohol en gel pegándole de punta y bien lejos.

Es lo que hay. Y entre lo que hay también tenemos el fútbol, con su pelota número 5 y yendo como bola sin manija entre el legítimo rito cultural y el opio de los pueblos, un versus sin superación dialéctica clara y la verdad absoluta desnuda y sin documentos.

“No sabés” –me dijo un colega- lo que representó para mí que Argentina gane la Copa América.

-¿Mucho? -pregunté en el linde de la retórica vacua y la franca y cortés obviedad.

-Muchísimo. Imaginate que cuando se había dado la última vuelta olímpica yo tenía tres años. Ni me acordaba. Esta la celebré con mi hijo, que tiene seis. Nos sentimos felices y más futboleros que nunca.

Eso: felices y más futboleros que nunca, por más que la pilcha cotidiana no sea albiceleste y la albiceleste misma siga siendo un amor eterno con el que cada tanto nos sentemos a tomar un café o lo que cuadre.

Click to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fútbol

Superclásico: ¿El último bondi para Russo?

Boca a todo o nada

Publicado

//

Después de un deslucido paso por Córdoba, Boca se juega ante River
mucho más que el pase a cuartos de final de la Copa Argentina
.

Boca estuvo en Córdoba el último domingo. O al menos eso nos dijeron. Costaría creerlo si quien esto escribe no hubiera sido uno de los pocos testigos de la ocasión. Vestido de fantasma, el equipo de la ribera porteña se paseó por el Estadio Kempes como si fuese un alma en pena. Al blanco de la camiseta sólo le faltaron los números pintados con fibra, como en aquel partido con Atlanta del Metropolitano del 84’, para graficar el flojísimo momento. Hay que decirlo: aquellas pinturas -a diferencia de los parches azul y amarillo de este fin de semana- fueron visibles a los ojos de los relatores, al menos hasta que quedaron desteñidas por la transpiración.

No asusta a nadie el cuadro de Miguel Ángel Russo. Más bien preocupa. La muestra más elocuente es que el único “¡Buuuh!” que se escuchó cerca del arco de Talleres fue un centro perdido del “Pulpo” González que terminó con la pelota cayendo sobre el travesaño. Ningún cuco. Cuatro partidos, ninguna flor y una extraña ubicación en el escalón 20 y pico de la tabla de
posiciones. Y una copa, la Libertadores, que se mira ya sin poder tocar.

Los vaivenes posteriores a la eliminación con Atlético Mineiro le complicaron los planes al DT boquense, es cierto. Pero no alcanzan para justificar todos los males. El aislamiento obligatorio más bien pareció
brindarle algunas soluciones al cuerpo técnico con la aparición de pibes que nadie tenía en el radar y que empiezan a ganarse un espacio en un plantel que, al menos adentro de la cancha, no muestra claros liderazgos.

Ni goles ni amores

“Es necesario que empecemos a marcar goles”, dijo Russo luego del 0-0 ante una “T” que lo superó en ambición pero careció de pericia para plasmar aquella diferencia. Y algo de eso hay. En 360 minutos de Liga Profesional Boca lleva marcado un solo tanto y el índice de 0,25 por partido baja ostensiblemente si se suman los dos últimos juegos coperos.

Todo indica que el colombiano Sebastián Villa, declarado en rebeldía, le dará continuidad a la fuga de atacantes 2021 que inició el forzado exilio de “Wanchope” Ábila y que continuaron las salidas de Tevez, Zárate y Soldano. ¿Alcanza con Pavón jugando a desgano y con obligaciones de mediocampista? ¿O con Briasco de “falso nueve”? Difícil llegar al festejo sin referencias claras en el área rival. Y sobre todo sin generación de juego. También hay que decirlo: la última apuesta del “Cacique” Medina -“el Rayo” Fértoli como único hombre de avanzada- terminó emparentando a albiazules y xeneizes en un sprint final de bandera más blanca que verde.

Tregua es lo que no le da la agenda al entrenador que levantó la lejana Libertadores 2007, la última que obtuvo Boca. En el horizonte asoma el compromiso de octavos de final de la Copa Argentina y nada menos que frente a River, un nombre siempre incómodo y hoy más por el hecho de ser el único sobreviviente argentino en el máximo torneo continental de clubes. Tendrá que agudizar el ingenio este Russo que ya no tiene a un Palermo ni un Mellizo, aunque cuente con un Riquelme. Y hablando de Roma(n)… ¿De qué juega hoy el vicepresidente? Ser el gran armador de juego con los pantalones largos o sostenerse a cualquier precio como máxima figurita del Mundo Boca como en sus tiempos de jugador: esa parece ser su cuestión.

Aunque tan imprevisible como cuando vestía la camiseta “10” azul y oro, Riquelme tampoco parece contar con un Palermo o un Mellizo a la hora de imaginar un recambio de buzo que a esta altura es una cuestión de tiempo. El Superclásico nunca es un partido más y el de esta semana no parece ser precisamente la primera excepción a esa regla. Más bien todo lo contrario. River se jugará el pase al lote de los ocho mejores de Copa Argentina, pero Boca pondrá en riesgo mucho más. Si los goles ni el juego aparecen, quizá hayamos visto en Córdoba algunas de las últimas imágenes del naufragio.

Continue Reading

Fútbol

Honrar las deudas

Bebelo Reynoso de Talleres a Boca

Publicado

//

Usar la excusa de que “no me informaste el CBU y por eso no te pude transferir” suena a la respuesta que le da, un conocido a otro. Digo conocido, porque entre pares, entre amigos, esas excusas no son válidas. Y si no lo son entre pares, tampoco lo son para clubes de fútbol, y más si uno de ellos, se considera entre los grandes del fútbol argentino. En esas excusas infantiles, está la relación entre Talleres y el Club Infantil Barrio Ituzaingó o sea el CIBI.

En el seno del CIBI nació futbolísticamente, Emanuel Reynoso. “Bebelo” se formó en el Aurinegro y pasó de chico a las inferiores albiazules. Reynoso debutó en Talleres, fue pieza de recambio en el ascenso y se consolidó en Primera de la mano de Kudelka. Tan trascendente fue su participación, que llamó la atención de los grandes del fútbol porteño. y fue así, que Reynoso cumplió un sueño y pasó a vestir la casaca de Boca Juniors.

El conflicto surgió porque Talleres nunca le pagó al CIBI, lo que le corresponde del pase, por haber forjado a Reynoso desde inferiores. Lo llamativo es, que Talleres no negó desde sus acciones, que estaba en falta. Le ofreció al CIBI, poner césped sintético en la cancha y hasta cambiar las luminarias, en un acto que recuerda los peores vicios del patriarcado. Claro, esos varones que le decían a las mujeres “No te doy la plata porque no sabes administrar, déjame que yo la manejo y te compro algo” acciones arcaicas que no corren por estos tiempos.

¿Porqué el CIBI no puede decidir que hacer con el dinero que le corresponde? ¿Quién es Talleres para decirle, ordenar o ejecutar las acciones que deba hacer el club de Barrio Ituzaingó? Claramente, Talleres no es nadie para entrometerse en esos menesteres.

Increíblemente, el pequeño club de la Liga Cordobesa, terminó reclamando ante el TAS. Si, en el ¡TAS! un tribunal deportivo internacional. El CIBI corre con los gastos, no menores, de los honorarios del abogado que los representó en Zurich. El tribunal falló a favor del CIBI y Talleres debe abonar 900 mil dólares, que convierten a un humilde Club, casi en millonario. Desde esa sentencia para acá, Talleres encontró una y mil excusas para no pagar. Tantas como usted se imagine y de allí nació la famosa “El CIBI no informó el CBU para que podamos transferir” prácticamente, un chiste.

El pomposo Talleres de Fassi, aquel de las gestiones profesionales, aquel que funciona como una empresa, aquel que es el Goliat del fútbol del interior, se comporta de manera despectiva con los clubes formadores de talento. Mientras la T vende jugadores a Estados Unidos o Francia, el CIBI espera por lo que le corresponde y hasta parece suplicar por lo que es suyo. Mucho profesionalismo, mucha empresa, pero Talleres se olvidó que las deudas se honran. Como para mostrar que las gestiones privadas, no son tan honradas como te las cuentan….

Continue Reading

Agenda

Alexander Medina: “Fuimos más que Boca, no patearon al arco. Merecimos ganar”

Las declaraciones de Medina

Publicado

//

Luego del duelo entre Talleres y Boca Juniors en la cuarta fecha de la Liga Profesional de Fútbol, el DT Alexander Medina dio su punto de vista sobre el partido en conferencia de prensa. Además, habló sobre la situación actual de Julián Velázquez y Juan Cruz Komar.

Aunque el conjunto cordobés supo dominar casi todo el partido, la “T” y el “Xeneize” no se sacaron ventajas e igualaron sin goles en el Mario Alberto Kempes. Post partido, el técnico Albiazul reconoció que jugaron un buen partido. “Fuimos más que el rival y merecimos ganar. Ellos no patearon al arco y no tuvieron situaciones de gol, más que un centro que pegó en el travesaño”, confesó.

Respecto a la formación del equipo, los cambios que realizó y sobre la falta de eficacia a la hora de definir en el último tramo declaró que, “el equipo fue parecido a lo que fue con Arsenal de Sarandí. El arquero tapó algunas o rematamos mal. Yo veía bien el equipo, el segundo tiempo fue de menos a mas y no sentía la necesidad de cambiar porque los jugadores lo estaban haciendo bien, sentí que terminó fresco y entero”.

“Cada presión nuestra era sensación de gol y culminamos mal en el último pase, ya nos ha pasado en otras oportunidades pero vi un Talleres predispuesto. Tuvimos chances, el partido empezó y terminó con situaciones de gol nuestra. Aunque no pudimos embocar, el equipo me gustó mucho”

LA SITUACIÓN DE JULIÁN VELÁZQUEZ Y JUAN CRUZ KOMAR:

El defensor que llegó préstamo de Tijuana Xoloitzcuintles de la Liga de México al Club, todavía no sumó minutos con la camiseta a causa de lesiones y sobre la actualidad de Julián, el Cacique manifestó que, “hasta que no suceda otra cosa va a ser parte del club”. El cuerpo técnico cree que está apto para jugar luego de su evolución, lo va a hacer pero depende de él y lo que haga en los entrenamientos, afirmó Medina, luego de que no se concretó la salida.

“A Komar le dimos un descanso porque venía de una inactividad y de un partido que tuvo muy exhausto. Lo dejamos descansar este fin de semana.”

Continue Reading

Tendencias