Opinión: ¿César Rigamonti no merecía una oportunidad más en Belgrano?

Este lunes se dieron a conocer quienes no serán tenidos en cuenta para el plantel que enfrentará la próxima temporada de la Primera Nacional y el experimentado arquero no será de la consideración de Alejandro Orfila.

Por Emiliano Etchechury

César Rigamonti fue parte de los 13 jugadores victimas de la “escoba” que terminó pasando la dirigencia junto al flamante entrenador. De forma u otra a más de un hincha celeste le sigue rebotando aún en la cabeza porqué el oriundo de San Agustín no continuará en el club.

En el último partido frente a Alvarado en el que el Pirata quedaría eliminado, quizás ese error producto de una salida fatídica del “1”, que terminaría en el gol del equipo marplatense y la posterior eliminación, tiene la sensación de ser la imagen de despedida de Rigamonti.

Hay que distinguir dos momentos, en estos últimos años, del arquero en Belgrano. Por un lado, la del Pirata en Primera y la parte inicial de la Primera Nacional y por el otro, la reanudación del torneo de ascenso que comenzó a disputarse a fines del año pasado.

La primera etapa estuvo rodeada de rendimientos irregulares y muchos altibajos sumado a una sensación de inseguridad permanente en casi todos los partidos. Por mencionar algunos ejemplos de esos momentos, surge la falla ante Banfield, la floja respuesta en un partido contra Mitre, entre otras.

Sin embargo, en el regreso del fútbol con pandemia mediante, la versión de Rigamonti fue una de las mejores desde que está en el club. De los 7 partidos que disputó el Celeste, 5 terminó con la valla invicta, mostrándose como la figura de un equipo que pese algunos triunfos, nunca pudo tener la regularidad necesaria para llegar lejos.

Lo cierto es que si bien al hincha Pirata le quedó marcado ese error fatal que dejó a Belgrano sin chanches de reducido, no puede dejar de reconocer que “Riga” fue el jugador con mayor rendimiento del equipo de Caruso – Teté. El experimentado guardameta supo borrar los fantasmas del pasado y defender con firmeza el arco pirata. Lamentablemente un solo error lo terminó dejando afuera de un nuevo proyecto que lo tendría que haber tenido como referente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *