Hugo Tocalli, el fútbol y la docencia

El ex entrenador de la Selección Argentina Sub 20 pasó por los micrófonos de Gol and Pop y no le esquivó a nada: su actual trabajo como secretario técnico en San Lorenzo, la experiencia de formar parte del cuerpo técnico de Pekerman en Alemania 2006 y su legado en las selecciones juveniles argentinas.

Hugo Daniel Tocalli nació un 21 de enero del año 1948 en Monte Buey, provincia de Córdoba. Sus inicios como futbolista se dieron en la cantera de San Lorenzo de Almagro aunque su debut profesional fue con Deportivo Morón en 1970. A lo largo de su carrera, vistió las camisetas de Nueva Chicago, América de Cali, Argentinos Juniors, Unión de Santa Fe, Atlanta y Quilmes. En el Cervecero, se consagró campeón del Metropolitano 1978 siendo el arquero titular de aquel recordado equipo de José Yudica.

Hugo Tocalli, campeón con Quilmes del Torneo Metropolitano 1978

Más allá de su importante trayectoria como futbolista, Hugo Tocalli es reconocido por su labor en las divisiones juveniles de la Selección Argentina. Su trabajo junto a José Pekerman al frente de las formativas marcaron un antes y un después en la albiceleste. El prestigio y reconocimiento que recibieron las juveniles por parte del planeta fútbol fueron sin dudas producto del trabajo realizado por un cuerpo técnico que en silencio y a través de la docencia lograron recuperar los valores que el fútbol argentino había perdido.

En cuanto a títulos, Argentina se consagró campeón en los mundiales sub 20 de Qatar 1995, Malasia 1997, Argentina 2001, Holanda 2005 y Canadá 2007. El proceso de formación tenía como objetivo nutrir a la Selección mayor de futbolistas que entiendan lo que significaba ponerse la camiseta argentina. Los Riquelme, Cambiasso, Aimar, Placente, Romero, Messi, Agüero, no son sino un reflejo del trabajo del profesor Pekerman, Hugo Tocalli y compañía.

Qatar 1995, el primer título del proyecto Pekerman.
Canadá 2007, el último mundial Sub 20 conseguido por Argentina con Tocalli como DT

En la tarde del domingo, tuvimos el enorme privilegio de conversar con un personaje que emana docencia en cada declaración. Su tono pausado pero convincente, demuestran la facilidad y la habilidad de Hugo para transmitir conceptos:

-¿Cómo ve este nuevo proyecto de las selecciones juveniles que lo tuvo hasta hace poco a Hermes Desio como coordinador y hoy a Bernardo Romeo al frente de las formativas?

H. T: Me siento entusiasmado con este proyecto. Conozco el pensamiento de Bernardo porque me tocó trabajar con él dos años en San Lorenzo, también lo tuve como jugador. Lo veo con buenas ideas y con un futuro prometedor como entrenador. Es un manager que se preocupa por las pequeñas cosas. Ojalá puedan armar un buen grupo de trabajo porque gracias a Dios en este bendito país siempre hay buenos jugadores.

Pablo Aimar, director técnico de la Selección Argentina sub 17.

El secretario técnico del “Cuervo” opinó también sobre la inclusión de ex jugadores como Scaloni, Aimar, Placente, Samuel y Ayala al proyecto de selecciones:

“Creo que le han dado un toque del fútbol que les tocó a vivir a ellos cuando estábamos nosotros en la selección. Scaloni, más allá de todo lo que se hablo en los comienzos, le ha dado a la mayor lo que la gente pedía. Hay un recambio importante, ha podido armar una selección muy joven y estamos todos ilusionados de cara a lo que viene. Creo que estamos ante una selección que va a jugar bien y por lo que están haciendo Aimar, Placente, el Bocha Batista en sus respectivas categorías, tenemos jugadores para el futuro.

Más allá de su gran trabajo con los pibes argentinos, Tocalli también fue parte del cuerpo técnico de Pekerman en el Mundial de Alemania 2006 en el que la albiceleste quedó eliminada a manos del local en cuartos de final.

P: ¿Cómo experimentó el cambio de trabajar con juveniles a formar parte del equipo técnico de un seleccionado mayor en un Mundial? Un vestuario con nombres de la talla de Riquelme, Ayala, Crespo… ¿Cómo fue esa transición?

HT: “No costó para nada por el hecho de que a muchos de los que integraban ese plantel ya los habíamos tenido anteriormente. Un grupo con personas excelentes que nos hicieron muy fácil las cosas tanto a mí como a José. Nos sentimos muy cómodos y realmente no se notó esa transición.”

Hugo Tocalli como ayudante de Pekerman en el mundial Alemania 2006.

El desenlace de ese mundial es una herida abierta para el hincha argentino. La ilusión de obtener un nuevo título; una ilusión que se fue acrecentando a medida que pasaban los partidos. Se veía un funcionamiento colectivo que invitaba a esperanzarse con repetir las proezas de Argentina 1978 y México 1986. La derrota ante los locales, por penales, fue un mazazo para un equipo que por el juego se mostraba como un firme candidato al título. Si bien Pekerman es considerado una eminencia en nuestro país, no faltan los críticos que cuestionan las variantes tácticas de aquel partido contra los teutones. La salida de Riquelme, la no inclusión de Messi y el ingreso de Julio Cruz son algunos de los reproches que se le hacen a ese cuerpo técnico con la convicción de que si las decisiones hubieran sido otras quizá Argentina hubiese corrido mejor suerte en ese mundial.

P: ¿Qué opinión te merecen las críticas hacia Pekerman por la no inclusión de Messi en el partido ante Alemania? ¿Crees que son injustas o también considera que fallaron en las sustituciones?

HT: “Considero que es una crítica muy injusta. La gente no entiende el contexto. Fijate que en el partido anterior ante México entraron Messi y Aimar juntos. Contra Alemania, íbamos ganando 1 a 0, hacemos el cambio de Cambiasso por Riquelme y en el mismo momento que se lesiona Abondanzzieri nos pide el cambio Crespo porque se había sentido y resulta que se había desgarrado el gemelo. Tuvimos que resolver ahí, en el momento, al partido lo teníamos controlado y creíamos que la única forma que nos podían lastimar era por arriba, por eso elegimos poner a Cruz para que defendiera las pelotas aéreas. Lo hemos hablado con José, si hoy se presentaría el partido como se presentó en ese momento, haríamos el mismo cambio. No hay arrepentimientos.”

Ante la consulta acerca de si se puede aspirar a repetir un proyecto tan exitoso como lo fue aquel que lo tuvo a Pekerman y a él como mentores, el DT argumentó: “Lo principal es poner técnicos que tengan las ganas y el entusiasmo de trabajar con juveniles como pasó con nosotros. Yo tengo mucha esperanza en este grupo de trabajo que ha formado Chiqui Tapia. El éxito de José se dio porque todo el cuerpo técnico que el llevó lo respetó y reconoció desde el primer momento como el jefe del proyecto. Así y todo, el nos daba la libertad para trabajar como lo creyéramos conveniente. Esas son las bases fundamentales para encarar un proyecto exitoso y  de largo plazo.”

Tocalli preponderó la necesidad de darle mayor importancia al fútbol del interior, reducto que perdió protagonismo por muchos años en el fútbol argentino.

“Yo digo que hay que salir más al interior, hay que apoyar más al interior. Parecería que cuesta un poco más llegar a la Selección. Lo hable con Bernardo y con Aimar, y ellos están con ganas de recorrer de salir y de motivar a los pibes de afuera a que trabajen por ganarse un lugar. Hoy como coordinador en San Lorenzo le comenté a Marcelo Tinelli mi idea de recorrer las provincias para buscar jugadores. Eso sirve como dije recién, para motivar a esos chicos y que sepan que los tenemos presente. Hablo mucho con técnicos del interior porque creo que va ayudar a la formación de juveniles y también al crecimiento del fútbol argentino.”

Bernardo Romeo, coordinador general de las selecciones juveniles.

En la entrevista que duró poco más de media hora, nos remontamos al inicio del proceso. La desconfianza por la designación de Pekerman al frente de las juveniles y la imagen negativa que tenían las categorías formativas por distintos episodios de indisciplina.

“Fueron muchas las críticas ante el nombramiento de José. Había nombres más importantes para ocupar el puesto por lo que no fue bien vista la designación. Grondona se portó muy bien con nosotros, se puso firme y nos dio la posibilidad de trabajar. Apenas llegamos trabajamos en la disciplina y a partir de ahí no fueron más que felicitaciones para Grondona y el fútbol argentino por nuestro comportamiento en cada lugar al que íbamos. Eso para nosotros es una gran alegría”.

Pekerman y Tocalli con la ropa de la Selección.

En esta etapa de Pekerman y Tocalli a cargo de las juveniles fueron muchos los logros de los pibes argentinos. Así y todo, Hugo se resiste en aferrarse al resultado, consciente de que el gran objetivo era otro.

“Siempre pensamos en la formación del jugador para la Selección Mayor. Nunca pensábamos en armar un equipo para salir campeón. Entendíamos que lo importante era que los chicos valoraran y entendieran lo que era ponerse la camiseta argentina. Los resultados están a la vista, los chicos a poco de jugar los mundiales juveniles ya eran citados para la mayor, caso Romero, Di María, Agüero o hasta el propio Messi. Eso es lo que se quiere y se busca”.

-¿Seguís ligado a las selecciones teniendo a gente que vos mismo formaste al frente de las distintas categorías como son Aimar, Placente o Scaloni?

“No tanto por el hecho de que no me gusta meterme en su trabajo. En ese sentido soy muy vergonzoso. Ellos también son muy respetuosos, cuando necesitan alguna opinión me llaman y estamos un buen rato charlando pero no más que eso.”

Para finalizar la nota, Hugo nos dejó sus sensaciones con respecto a Lionel Scaloni como DT de la Selección mayor: “Lo veo muy bien. Con ideas y conceptos muy claros. Buen manejo con los jugadores y también buena disposición para conformar los grupos. Veo una armonía en el grupo. Solo queda esperar a que empiece la competencia y que puedan llevar a cabo lo que queremos: clasificar al mundial, ganar una Copa América y si podemos salir campeón del mundo sería una alegría enorme para toda Argentina.”

Así pasó Hugo Tocalli, derrochando docencia y vocación. Un personaje simple, dispuesto a transmitir su experiencia y sabiduría en cualquier momento. Uno de los grandes responsables de que la Argentina siga siendo una usina inagotable de grandes futbolistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *