Manuel Crivelli, un jugador que apuesta a seguir siendo Gladiador

Vestir la camiseta de la Seleccion Argentina de Hándbol “es lo más importante que viví en mi vida deportiva” confirmó Crivelli

Por Sofía Jaimez Bertazzo

El primer acercamiento al deporte en el club verdolaga fue el fútbol y luego siguió el camino de su hermana por el balónmano. Motivado por el ambiente y por su familia, empezó a jugar, “a mí me fue gustando a medida que pasaron los años” dijo Manuel. Su abuelo fanático de Ferro, lo hizo socio cuando era pequeño. Su padre fue miembro de la Comisión Directiva y su hermana empezó con el hándbol allí. De esa unión familiar, no podía salir otra cosa que un gran hincha de la Locomotora del Oeste.

“Ferro va a estar siempre para mí y yo voy a estar siempre para Ferro” afirmó Crivelli y agregó “desde los 8 a los 24 años, que me vine para Francia, los tuve a ellos” haciendo referencia a sus entrenadores, Duhau y Besasso. EL club del oeste irrumpió en la historia de todas las disciplinas como una escuela del deporte, dueña de grandes resultados. Los 80′ fueron gloriosos, sin embargo, esta historia no se corta. Aun es un club con bases sólidas para formar muchos deportistas, como Manuel y Victoria Crivelli, dos centrales de Selección. “Mi hermana a nivel deportivo es una jugadora muy importante, porque es una armadora central cien por cien”, “la admiro muchísimo como jugadora y como persona”, dijo Manuel.

Los hermanos Crivelli

Crivelli decidió cruzar el charco rumbo a Francia. Dejo Ferro para disputar la temporada en el Cavigal Nice. Se retiró del equipo argentino en lo más alto, hacia 29 años que el club no ganaba el título metropolitano y se logró. “Éramos un grupo de amigos que veníamos jugando hace mucho” comentó Manuel  y “si me decís a quien se lo dedico te voy a decir a mis compañeros” y a mi familia. “Irme de ésta manera, fue irme tranquilo”.

Hoy el jugador de 26 años renovó contrato en Niza, Francia no lo deja ir. Manuel afirmó que se siente muy cómodo en el club y que apuesta por el ascenso. “El entrenador me da un lugar muy importante dentro del equipo” y eso ayuda a perfeccionar su juego.  Llegó al país de los Derechos Humanos a trabajar y no fue fácil. Casi sin conocer el idioma y pisando la Costa Azul por primera vez, Manuel pasó al deporte profesional. “Me ayudaron mucho los entrenadores españoles y mis compañeros”, contó.

Yo siempre en Argentina traté de entrenarme de la manera más profesional posible, con todas las limitaciones que tenemos los deportistas  argentinos. Acá la diferencia mayor es la forma como vivís la semana, el día a día, porque es tu trabajo. Ellos son los que te pagan y tenés que rendir.

Un nuevo año es sinónimo de nuevos objetivos, Manuel comentó que con el club quiere mejorar el nivel y “con la selección el objetivo es poder estar en el equipo. Y si no me toca estar, alentar a los compañeros”. Llegó a la Selección de Hándbol convocado por Manolo Cadenas, disputó varios partidos importantes como el Mundial 2019 y el Torneo de las Cuatro Naciones en San Juan. Tras su lesión en el codo y la operación, tuvo un  largo proceso de recuperación. Aun no tenía su puesto confirmado para los panamericanos,  pero sin duda su receso deportivo lo impidió del todo.

No podía quedar fuera de la charla la actualidad del hándbol argentino. “Cuando llego Manolo Cadenas abrió más el abanico de jugadores”. “Ahora hay varios jóvenes que se están yendo cada vez más chicos a Europa, eso hace que levanten el nivel” e implica una mayor competencia por entrar en las listas.

Los jugadores históricos como Schulz, los hermanos Simonet y Vainstein, “son unos fenómenos, yo los veía por tele y los veía tan lejanos a todos, y ahora que te traten como un compañero, me hizo admirarlos más. Estoy muy agradecido” contó Manuel con una sonrisa. Y sumó “el seleccionado masculino está en un momento en el que puede hacer algo histórico”, “con respecto a la selección femenina, están creciendo mucho y ojala sigan por ese camino”.

Hoy hay mayor difusión del balónmano y los deportes tienen gran alcance a muchos sectores de la población en los que antes no estaban presentes. Covelli aportó: “Es fundamental que el deporte este en todos lados”. “Está la frase armada, el deporte saca a los pides de la calle y es así”,“te da valores: el compañerismo, la solidaridad, el respeto, tener un sentido de pertenencia y un objetivo”. Además, implica de abrir más puertas para tener jugadores de calidad.

Reviví la charla con Manuel Crivelli. Del fútbol al hándbol y de la niñez a su actualidad. Un fanático de Maradona, fiel hincha de Ferro y buen jugador.

Entrevista por Instagram Live @golandpopcordoba
Fotografías de redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *