Connect with us

Fútbol

El fútbol, las estrellas fugaces y los amores eternos

Pasión

Publicado

//

Rumbo a la final de Copa Argentina dedicado a Mariano Yagüe.

El fútbol es la vida o no es. Es el viejo que te pasó su pasión, el tío maldito que te hizo del rival para ponerte a papá en contra. El fútbol no está hecho de vueltas olímpicas, en tal caso los éxitos son pocos y forman parte de la historia. Pero el amor a la camiseta no se inscribe en silogismos tan racionales. Si lo importante sólo fuera la cifra, todo el mundo sería hincha de los ganadores y por lo tanto no habría rivales.

Los relatores somos hinchas circunstanciales. Más allá del corazoncito de la infancia, que siempre late, vamos contando acciones y emociones, leyendo el juego e interpretando al hincha. Esa actuación periodística que narramos, como en el teatro, es la comedia y el drama. Leemos los rostros de ese monstruo de mil cabezas, que es la tribuna. Las cabecitas como letras en las páginas o notas en los pentagramas de cemento.

Cada campaña nos gana por algún argumento. Razones y sinrazones siempre distintas.

Aquel Boca de Bianchi seducía por la genialidad de Riquelme, la contundencia de Palermo, la picardía de Guillermo y la fortaleza de Bermúdez y Serna. Sin olvidar los penales que paraba Córdoba.

Este Talleres te enamora por la resurrección.

Este relator undergroud, vivió todas las experiencias posibles con ese equipo, que pasó más de una década en el ascenso y un lustro de ese decenio, en los torneos federales de cuarta categoría, indignos de su ilustrada historia.

Este narrador contó una tragedia en términos deportivos. Este tipo de la radio decodificó y transmitió los rostros del Colorado Battan y tantos otros en los repetidos fracasos, los hizo bandera, los propaló como símbolo, los elevó a la categoría de próceres de las rutas y los estadios.

El relator, en la narración final, parecerá hincha del ganador. Pondrá en valor la historia centenaria de uno o de otro. El cronista instantáneo y frenético hará el más alto y ancho honor al periodismo, contando y cantando, jugada a jugada; lo que pasa adentro de la cancha y lo que pasa en las gradas. Tratará de intuír las sensaciones de quienes lo escuchan sin el privilegio de la imagen. Los que gracias a él, lo verán en el telón de los párpados en colores full HD, o en un Ranser veinte pulgadas blanco y negro.

El fútbol es emoción o no es. El tiqui tiqui o el hombre a hombre, la pirámide o la doblevé eme, son abstracciones sin el grito desgargantado de la hinchada. Claro que ganará el mejor y la táctica dará una pelea sin cuarteles con la técnica, estrategia mediante. Por supuesto que los jugadores decidirán

el destino del balón. Sin embargo, entre caricias y fricciones cuero y cuero, cuero y red; seguirán siendo los tipos como Mariano Yagüe, los que eternicen el amor por la divisa.

El Gordo te contagia bondad y generosidad; vive, muere, revive y se desvive por acompañarte. No te persuade ni te milita, no te obliga, no te aconseja, mucho menos te advierte. Mariano te pinta una historia azul y blanca que daltoniza. No hay más colores, solo sus sueños colectivos. Porque el Gordo no disfruta solo. El Gordo es feliz si te ve feliz.

El fútbol es Marianito Yagüe o no es. El título llegará o no. El éxito embriagará o no. Los jugadores se despertarán enchufados, motivados y obedientes del técnico o no. De pizarrón o de hacha y tiza, la vuelta olímpica será o no. El pica pica, el punta y hacha dirá matadores o xeneizes y eso será estadística.

Pero cuando el tiempo pase y las almas se templen, mucho mejor que una estrella fugaz, será un amor eterno.  

Click to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Enzo Pérez: “Hemos quedado afuera todos, no solamente Paulo”

Publicado

//

El capitan fue autocrítico al final del encuentro en la derrota que sufrió River ante Tigre.

En el Más Monumental, el Millonario cayó ante el Matador por 2 a 1 y quedó eliminado de la Copa De La Liga Profesional. Los goles del visitante los marcaron Mateo Retegui y Facundo Colidio, mientras que Enzo Fernández descontó para el local. Con este resultado, Tigre se enfrentará a Argentinos Juniors en las semis y en caso de pasar a la final, se medirá el campeonato ante Boca o Racing.

En un partido que tuvo de todo, el equipo de Martínez golpeó en el inicio y agarró desprevenido a un River que entró dormido. Al minuto 3, un cabezazo de Retegui les permitió a los de Victoria poner el uno a cero, y a lo largo del primer tiempo provocaron muchas ocasiones para sacar mas diferencia pero no lograron concretarlas. Se lo veía desconocido al conjunto de Gallardo, con muchas equivocaciones en los pases y dejando grandes espacios en la mitad de la cancha.

Sin embargo, en el segundo tiempo lograron agilizar el juego y provocaron el malestar del Matador. A los 13 minutos del complemento, un gran disparo de Fernández desde afuera del área decretó la igualdad. Y cuando el Millonario parecía estar firme y con actitud para dar vuelta la historia, una mala salida de Paulo Díaz en defensa le permitió a Colidio ponerse en ventaja, quien venció a Armani y no desaprovechó el error solo nueve minutos después.

El mediocampista Enzo Pérez habló al final del partido y analizó la derrota desde su punto de vista. “Regalamos 45 minutos en donde no estábamos como teníamos que estar. En estas instancias tan decisivas cuando pasan este tipo de situaciones, nos quedamos afuera. En el segundo tiempo fue mas empuje y espíritu de equipo de ir a buscar el partido pero nos quedamos con las manos vacías”.

En base al juego, recalcó que Tigre tuvo una gran actuación ya que encontraron el gol muy rápido al inicio y que a partir de ahí no dejó espacios por el mediocampo, condicionando al Millonario a jugar por afuera y tirar centros, algo muy poco habitual. “Sus dos líneas de cuatro estaban bien marcadas que por ahí no nos dejaba fluir nuestro juego por dentro y terminábamos por fuera tirando centros. Nos falto movilidad, jugar al espacio. En el segundo tiempo mostramos otra cara”.

Finalmente, defendió a Paulo Díaz por su error en salida, lo cual ocasionó el segundo gol de Tigre.

“Es un jugador de selección, con mucha jerarquía y personalidad. Cuando pasan este tipo de situaciones, obvio que te sentís golpeado pero acá somos un equipo y la responsabilidad es de nosotros. Hemos quedado afuera todos, no solamente Paulo. Hoy ir a hablarle y estar en caliente por ahí no es bueno, hay que dejar pasar unos días y el grupo va a estar con el”

Continue Reading

Fútbol

Pedro Canoero

Caixinha, con el buzo y el remo

Publicado

//

El DT portugués hizo un curso acelerado de fútbol argentino y sudamericano. En seis semanas de gestión, logró potenciar virtudes y disimular carencias en un Talleres que ya se despidió del torneo local y busca seguir de Copas.

Le tocó remarla a Pedro Caixinha, y en dulce de leche repostero. Asumió como timonel en medio del río y con la misión de enderezar el rumbo de Talleres en un desacostumbrado periplo por aguas turbulentas. Heredó el mando de un equipo sin identidad, desangelado y confundido, y con muy pocos puntos en el campeonato local. Y con la Copa Libertadores de América, el gran objetivo del año, a la vuelta de la esquina.

Su desembarco, el primero de un entrenador portugués en la historia del fútbol argentino, ni siquiera estuvo acompañado de la típica parafernalia de los actos de gobierno de Andrés Fassi. En el aeropuerto cordobés, y en el predio Amadeo Nuccetelli, tuvieron sus 15 minutos de fama, posando al lado del flamante DT, un puñado de anónimos sin voz ni voto, a los que cada tanto suele verse aplaudiendo algún discurso del presidente albiazul.

Caixinha llegó y se puso la camiseta, literal. Dio sus primeras indicaciones y respondió las primeras preguntas enfundado en la camiseta azul y blanca. Lejos de cualquier pose, reconoció que conocía poco de Talleres y nada de sus futuros rivales en el máximo torneo de clubes de la Conmebol. Los menos optimistas le auguraron en ese momento un segundo despido en 2022, ya que el hombre venía de un ciclo de ocho partidos en el Torreón de México, que culminó el pasado 23 de febrero luego de 52 días.

CAIXINHA. El DT portugués lleva 11 partidos en Talleres, con cuatro victorias, un empate y seis derrotas. Mejor en la Libertadores que en la Copa de la Liga.

De pies a cabeza

Pedro I vino, vio y no ganó. En su debut en “el Bosque” platense, Gimnasia le dio vuelta el trámite y el resultado, y lo dejó con las manos vacías. “El equipo tiene que encontrar un balance emocional”, reflexionó. Lo suyo fue ensayo y error, un curso acelerado de fútbol argentino y sudamericano en seis semanas, con un calendario que no dio respiro: un partido cada 80 horas. Y con un discurso claro puertas adentro: la actitud no se negocia.

Bajo su mando el equipo perdió más de lo que ganó. En 44 días de gestión, el balance arroja los siguientes números: cuatro victorias, un empate y seis derrotas, 13 puntos sobre 33 posibles y un 39% de eficacia. El laboratorio es más riguroso que la clínica. A simple vista, cualquier que haya visto al Talleres de Ángel Guillermo Hoyos puede auscultar una marcada mejoría.

Caixinha la tiene clara y por eso ya pidió refuerzos. Sabe que es imposible aspirar al protagonismo, y mucho menos sostener una doble competencia, con una lista de buena fe llena de apuestas y promesas. Un plantel largo en cantidad (Talleres utilizó 36 futbolistas en los 19 encuentros que disputó en 2022, sumando la Copa Argentina), pero con el techo bajo. Los que pueden venir son una incógnita y seguramente partirán con destino al fogueo los nuevos Maciel, Catriel Sánchez y Samuel Sosa. Por las dudas, Fassi ya avisó que hay ofertas por Diego Valoyes, el jugador franquicia de la “T”.

Pito Catalán

Caixinha no es Mandrake, Harry Potter ni el Mago Emanuel, pero al menos logró darle cierta forma al equipo. Y que los hinchas puedan recitar de corrido una formación titular que sale casi de memoria. No es poca cosa.

Además de inculcar el valor del esfuerzo y el sentido de pertenencia, el mayor mérito del DT ha sido potenciar virtudes y disimular carencias entre sus dirigidos. ¿Qué cambió sino de aquel Catalán silbado por todo el Kempes ante Unión a ese “Catacrack” del que hablan hoy las redes sociales?

A la hora de elegir el sistema, el entrenador luso opta por cuatro defensores, el doble cinco, dos carrileros, un media punta y un atacante, además del arquero Guido Herrera. Su estrategia prioriza ir desde la periferia al centro, buscando asociaciones por las bandas o el pelotazo largo para Federico Girotti, la mejor adquisición en un mercado de pases “pobretón” para la “T”. Con un optimismo envidiable, Catalán la pide siempre. Trata de conducir y atacar, pero no es lo suyo. Ahí Caixinha tiene
un gran desafío por delante: adecuar actitudes y aptitudes a un plan.

Matías Esquivel, Santiago Toloza y Rodrigo Garro demostraron en los pocos minutos que jugaron contra Sarmiento que pueden ser los encargados de darle al equipo más chispa y menos previsibilidad. En este fútbol nuestro de cada día, un simple amague, ya ni siquiera una gambeta, alcanza para hacer lío en ese rectángulo de césped plagado de atléticos obedientes.

Para Talleres, la Copa de la Liga pasó con más pena que gloria. Ahora asoma en el horizonte la posibilidad de continuar en la competencia internacional. A contramano de lo que pasó en la Sudamericana 2021, el equipo se hizo fuerte como local en la Libertadores 2022: victoria sobre Universidad Católica y Sporting Cristal y empate con Flamengo. El Albiazul buscará en Lima y Santiago de Chile el premio del pasaporte a la siguiente fase de la Libertadores o el consuelo de un “enganche” en la Sudamericana. Enhorabuena. Aunque las Copas no debieran tapar el bosque.

Continue Reading

Actualidad

Rufino Lucero: “La idea de Martín se fue plasmando de a poco”

El proceso

Publicado

//

El lateral del tiburón dialogó con la cadena GOLANDPOP en la previa del choque ante Racing en el marco de los cuartos de final de la copa de la Liga Profesional.

Rufino Lucero nació en Río Cuarto, Córdoba, el 1°de febrero del año 2002 y proviene de San Lorenzo de Almagro. El cordobés afirmó que la adaptación fue paulatina, “grupalmente estamos muy bien y eso se ve reflejado dentro de la cancha”. Aldosivi clasificó en la 4ta posición con 20 puntos.

“Cada partido trae su desarrollo y creo que lo importante es que estemos unidos”, manifestó el lateral. “Es una bendición poder estar en el lugar que estoy, y la verdad que nunca dejo de aprender”, concluyó.

“Hay que seguir aprendiendo” afirmó el jugador y dijo que ese tipo de encuentros son lindos porque cualquier cosa puede pasar y así fue. Si bien el resultado no se dio como lo esperaba el verde amarelo, ya que Racing se impuso por 5 a 0, el conjunto de Palermo va a seguir trabajando. Quedó tercero en el Grupo A de la Copa de la Liga con 25 puntos abajo de la Academia y del Millo.

Entrevista exclusiva con Rufino Lucero para GOLANDPOP de la mano de Jorge Massón.

Continue Reading

Tendencias