Entrevista con Javier Ramón, entrenador de la selección de Rugby Sordos Argentina

El equipo de Rugby de Sordos representa a la Argentina a nivel mundial. Actualmente está en crecimiento, sumando a jugadores de todas las provincias del país y también conformando el equipo femenino.

Por Sofía Jaimez Bertazzo

-Contale a la gente de que se trata Rugby Sordos Argentina (RSA)

-Bueno, les comento. Esto se inició por lo menos hace cinco años, yo hace cuatro y medio que estoy con los chicos. Ellos son chicos sordos que juegan al rugby y formamos un seleccionado nacional.

Los deportistas no juegan con sordos en cada provincia, sino que entrenan en clubes convencionales.  Tenemos representantes de: Buenos Aires, Mar del Plata, San Luis, San Juan, Córdoba, Tucumán, Río Negro, Neuquén, entre otros. Ellos juegan con su equipo de rugby de oyentes, porque no tenemos la cantidad de jugadores sordos para poder hacer una liga. Eso es una virtud, estos chicos se adaptan rápido cuando tienen que jugar con otro equipo, ya que están insertos en el rugby convencional.

Nos juntamos una vez al mes, tres días, allí charlamos, entrenamos y jugamos con el equipo que nos invitó. O a veces nos juntamos en Córdoba, por ejemplo, y entrenamos, vemos la evolución de los jugadores y vamos planificando. Los chicos esperan todos los meses el encuentro, porque se reúnen con sus pares, sus amigos.

Nosotros no entrenamos físico, eso lo hacen ellos en sus clubes, en sus casas. Nosotros hacemos solo lo técnico, sistema de juego, estrategias. Eso es muy bueno porque los chicos no están parados, siguen su vida, por eso es un requisito nuestro que estén fichados por la UAR (Unión Argentina de Rugby) y estén entrenando un club en sus provincias. Eso nos hace tener cierta seguridad y es un requisito obligatorio.

Estadio Mario Alberto Kempes, Córdoba (fotografía de Gol and Pop)

-¿Estás en comunicación con los chicos? ¿Sabes si están entrenando en sus casas?

-Sí, les escribo, les paso algunos ejercicios, charlamos, cada uno pasa un videíto de cómo está entrenando en su casa. Así la vamos llevando como en los clubes, que van mandándole a los jugadores entrenamiento, actividades cosas para leer. Para que nos mantengamos ocupados.

-Hace más o menos un año yo te preguntaba cuando iban a empezar con rugby femenino, y hace poquito estuve leyendo que en febrero de este año largaron.

Sí, sí. Empezaron las chicas en febrero, en Buenos Aires, en el Ce.Na.De, que es el Centro de Desarrollo Social. Se juntó un grupito y la verdad que este era un gran año, teníamos muchos proyectos. Teníamos programada la primera concentración en Gesell en marzo, en abril íbamos a jugar contra los Espartanos en Buenos Aires en la cárcel, en mayo La Rioja y después en junio Jujuy. Ahora tenemos que reelaborar el fixture o cronograma anual para esos encuentros.

Febrero 2020, ciudad de Buenos Aries, primer encuentro de rugby femenino (fuente RSA)

-En algún momento hablamos sobre el presupuesto que no disponen. Los jugadores viajan con su carnet de discapacidad y han hecho rifas para recaudar fondos. Actualmente ¿cómo están financiando los viajes y encuentros?

-Todo el deporte amateur no tiene presupuesto. Los chicos tienen su carnet de discapacidad y con eso pueden viajar a las distintas provincias. Todo lo demás hay que pagarlo y cubrir nuestros propios costos. Yo por ejemplo, como entrenador, tengo que ver como hago; si voy en colectivo, auto o lo que sea y así ir costeando. Más allá que en general las provincias nos invitan alojamiento. Todo lo que tenemos lo estamos haciendo a pulmón y vamos por buen camino para que esto siga creciendo.

Bueno vos ya sabes, pero nos ha venido a visitar la selección de Nueva Zelanda, hemos ido nosotros a visitarlos. El año que viene se va a hacer el mundial acá en Argentina. Entonces bueno esperemos que estas acciones ayuden. Van a venir países como el de Nueva Zelanda, Australia, Japón, Sudáfrica, Escocia; esos seleccionados que son muy importante para el Rugby. Ojala que con el mundial de 2021, tengamos más colaboración porque es un evento importante.

Aun no tenemos apoyo de la UAR, tal vez en algún momento llegue. Hemos tenido reuniones, nuestro trabajo es serio, venimos hace mucho tiempo, hacemos viajes por las provincias, por el extranjero, representamos a nuestro país. Ahora los chicos han hecho la personería jurídica, eso tal vez aporte. Lo que hacemos lo hacemos a pulmón. No cobramos por jugar y no tenemos sponsors, todo lo pagamos nosotros.

Vailon se portó muy bien con nosotros antes del viaje a Oceanía, nos hizo toda la ropa, después vendimos camisetas y ellos me ayudaron con mi pasaje para Nueva Zelanda, porque me quedaba sin viajar sino y era el único entrenador.

-Cuando hablamos con Luciano, Matías, Juan Cruz, algunos de los jugadores. Me contaban que habían cumplido un sueño en Nueva Zelanda, estar con la selección Maorí, muy reconocida en el ambiente del rugby. ¿Cómo fue tu experiencia?

-La verdad que con el club me había tocado viajar, yo jugando. Pero esto fue muy diferente, una gran experiencia. Porque fuimos al centro, a la cultura del rugby, jugamos con los All Blacks sordos. Estábamos en un lugar a donde caminas y ves una cancha de rugby, ellos juegan todo el tiempo, se vive el rugby. Estar 15 días allá fue muy lindo no solo en la parte deportiva sino en la parte humana. Nos terminamos de conocer, tuvimos de compartir, cocinarnos, cambios emocionales, extrañaban.

Con este viaje se abrieron las puertas para relacionarnos con otros países. Ya hay selecciones que quieren venir este año como Sudáfrica y Ghana. Porque también el rugby argentino es respetado y los chicos dejan bien en alto el seleccionado.

Nosotros queremos difundir el rugby de sordos, queremos tener cada vez más jugadores y jugadoras. Tratamos de aprovechar el tiempo al máximo, tenemos todo programado y bien organizado. Nos llaman de muchos lados, los clubes de todas las provincias están predispuestos.

La gente que ve los partidos realmente se lleva una sorpresa, a veces preguntan ¿Cómo hacemos para jugar con los chicos que son sordos? Y la verdad que no te das cuenta, ellos saben jugar, es dinámico, es lindo para verlo, no hay diferencia.

2019 encuentro en La Calera (fuente RSA)

-¿Los chicos conservan las posiciones de sus clubes de origen en el seleccionado o tienen variaciones? Digamos ¿quién es wing, quien es full back, sigue en el mismo puesto?

Los chicos por lo general siguen con sus puestos, podemos variar un poco quien es wing puede también jugar de centro, quien es forward puede jugar de full back. Pero no varían tanto, siempre intentamos cubrir todos los puestos. Un segunda línea puede ser tercera y viceversa. Pero no así los de primera línea, porque se necesitan ciertas características. Es un puesto que tenemos que tener cuidado para que no se lesionen, así que los están en primera línea en el seleccionado, también lo están en sus clubes de las distintas provincias.

-Te voy a cambiar un poquito de tema. Me gustaría que podamos compartir en este espacio el trabajo de la Fundación Transmitiendo Valores y los proyectos que tiene ahora.

-Sí, bueno, soy el presidente de una fundación que se llama Transmitiendo Valores. Tenemos varios proyectos uno de los cuales son billeteras recicladas. Salen de pelotas viejas, en desuso, pinchadas, que no sirven más. Vamos a los clubes y pedimos las pelotas que no usan, y hacemos billeteras para vender y seguimos comprando pelotas. Esta plata va para el rugby social, hacemos encuentros en barrios. Cuando la pandemia pase vamos a seguir haciendo, porque nos han donado muchas pelotas, y bueno después ir a los clubes para hacernos conocer y vender.

También tenemos comedores, en Villa La Tela, cocinamos martes y viernes. Con el tema de la pandemia traen un recipiente y se llevan la comida a su casa. Recomendamos que se queden en su casa. Pero si nosotros como fundación no podemos mirar para otro lado, tenemos un compromiso y hoy es un problema la comida, por eso seguimos.

Este año teníamos la idea de ampliar a 4 lugares más, con merenderos y los encuentros deportivos. Pero esta situación y la economía aun no nos permite. Sin cocinar, seguimos aportando con alimentos en esos lugares.

Me parece importante también mencionar a Casa Marika que es una de las primeras personas que se acercaron, Bettini también nos da pastas. Nos mantenemos con amigos que tienen empresas, no tenemos ningún convenio con el gobierno.

Billeteras con guindas recicladas (fuente Javier Ramón)

-Además de la comida y las donaciones hacen actividades deportivas en los barrios

-Sí, sí, tenemos programadas clases de rugby, hockey y empezamos este año con mami hockey. También tenemos programados varios talleres, de salud por ejemplo, porque son personas que no tienen costumbre de ir al médico, entonces al ir un profesional al lugar consultan cosas. También apoyo escolar, talleres de oficio, con distintos profesionales.

La Calera, encuentro de rugby social (fuente Fundación Transmitiendo Valores)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *