De amor y pasión por Messi y Maradona

[facebook url=”https://www.facebook.com/golandpop/videos/692115527875590/” /]

Maradona o Messi? ¡Maradona y Messi! ¡Los dos! Somos los benditos contemporáneos y compatriotas de los mejores de todos los tiempos. Messi te enamora, con sus hijitos y su novia de siempre, recibiendo una copa más con el Barcelona. Y Diego…


Messi es el amor de la vida. Tranquilo, callado, correcto, bien peinado. Prolijo y previsible para todo, menos para sus rivales. Maradona es la pasión, esa compañía de una vez por semana, por mes o por año, que te sacude la rutina. Ambos necesarios.


Diego se le para al poder, pone en jaque a la FIFA, arriesga la familia y patea el tablero del orden establecido. Leo es la sonrisa perfecta, el abrazo a Antonella, su novia desde la infancia, la madre de sus hijos. Los dos son indispensables.


La Pulga me hizo acordar a Ginóbili, el día de su partido homenaje. Todo a su debido tiempo y armoniosamente. Pelusa es Dios y demonio. Revolucionario de cuna. Incorrecto, ejemplo y contra ejemplo, contra su voluntad. Cada uno a su manera, un par de sabios.


Amo a Messi y soy un converso. Leo me convenció y me curó un poquito la necedad. A Maradona no hay razón que me lo saque del pecho. Sus pecados lejos de defraudarme, me justifican. Ambos son de esos tipos respetados aún por el más cruel de sus adversarios. 
Diego y Leo: ¡bendita la madre que los parió!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *