Julio Velasco dijo adiós

Se retiró el entrenador de vóley que fue elegido el mejor del siglo XX. Su larga y exitosa trayectoria incluyó dos títulos mundiales y una medalla olímpica dirigiendo a Italia.

La confirmación del adiós de Velasco llegó a través de un comunicado que difundió el presidente del club italiano, Catia Pedrini. “Velasco fue, es y siempre será un símbolo de nuestra sociedad y de nuestra ciudad. En nombre de todos en Modena Volley, tenemos la intención de agradecerle por lo que hizo como hombre y como entrenador cada vez que fue llamado para representarnos”, expresó.

La historia de Velasco ligada al voley comenzó en Ferro, a fines de la década del 70. Después de entrenar al club de Caballito, el hombre que nació el 9 de febrero de 1952 se sumó al cuerpo técnico de la selección argentina. Junto al coreano Young Wan Sohn, Julio fue parte del recordado tercer puesto que logró el equipo en el Mundial de Argentina 82.

Después de su mudanza a Italia, y de su paso exitoso por el Modena, desembarcó en la selección italiana. Bajo su conducción, la Azzurra vivió su etapa de mayor gloria. Campeón del mundo en 1990 y 1994, de la mano del platense, el equipo se subió al podio en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. También sumó cinco Ligas Mundiales y tres Europeos.

Más allá de las conquistas deportivas, a las que también se le puede sumar el éxito logrado bajo la conducción de la selección de Irán (2011-2014) en la que dejó su sello con dos títulos asiáticos, Velasco fue un personaje que trascendió el vóley gracias a su capacidad intelectual.

Estuve a un paso de recibirse de Licenciado en Filosofía, pero la situación conflictiva que vivió Argentina a finales de la década del 70 con la dictadura militar lo privaron de terminar la carrera. También fue clave para tomar la decisión de irse del país. Una vez que ganó todo con Italia, y que también fue elegido por la Federación Internacional de Vóley como el mejor entrenador del siglo XX, clubes como la Lazio, el Inter y el Milán lo tuvieron como un consultor para llevar adelante avances en la estructura de dichos clubes.

En 2014 creyó necesario cumplir con el gran sueño de su vida deportiva: convertirse en director técnico del seleccionado argentino. Así lo hizo, coronándose campeón en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y clasificando al equipo a Rio 2016. En los Juegos Olímpicos, después de completar una gran primera fase, fue eliminado por Brasil, que luego sería medalla de oro en su propia casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *