Experiencias detrás de la guinda

Rugby Sordos Argentina (RSA) es un equipo que nació en 2013. Luciano Koeter, uno de los primeros jugadores, dice que “antes  se llamaba Asociación Rugby Sordos Argentina; somos de todas las provincias, somos 32 jugadores”.

Javier Ramón, el entrenador, cuenta que “por ahora la Unión Argentina no ha reconocido este seleccionado, pero si estamos con diálogos. Los chicos están todos fichados por la UAR que es la entidad madre del Rugby Argentino. Cada uno de estos chicos juega en un club convencional, un club de oyentes porque no hay de sordos”. Matías Morillo, otro de los jugadores, agrega que “como club nos gustaría formar parte de una comisión para ayudar a diferentes personas y mejorar”.

Este equipo quedó con muy buena relación con el plantel de Nueva Zelanda luego de la visita en 2016 a Córdoba y Jujuy. Y por fin este año se realizó un viaje a la tierra Maorí, cumbre de este deporte. Se jugaron algunos Test Match Sordos en la Isla, en Waitemata. Luciano Koeter comentó “nosotros fuimos a Nueva Zelanda en mayo y junio, por 2 semanas, jugamos 3 partidos. Perdimos, pero vamos mejorando”.

  • Javier Ramon, entrenador de RSA
  • Matías Morillo, jugador.
  • Luciano Koeter, jugador.
  • Juan Cruz Ojeda, jugador.

Para ellos este viaje significa no solo una posibilidad de progresar en lo deportivo, sino que también es una oportunidad para conocer y compartir. Su entrenador comenta que para él la experiencia fue única y que poco a poco aprendió a estar con los chicos, que ellos lo entendieran y entenderlos a ellos, “la idea es seguir creciendo”.

Los entrenamientos se realizan de manera convencional, la preparación física es individual a través de planes y los lineamientos técnicos se dan  en los entrenamientos conjuntos. Juan Cruz Ojeda, uno de los jugadores más jóvenes, expresó: “entrenamos siempre a la noche, nos juntamos 3 veces a la semana, primero corremos y después nos separamos”, cada una de las posiciones “practican por separado”.

Estos jugadores aparte de formar parte de RSA juegan en clubes como El Rosedal, La Tablada, El Jockey, entre otros; a donde, como dice Matías Morillo “Somos igual los sordos y los oyentes, hay un respeto a la persona con discapacidad, no nos ignoran; compartimos muy bien. Nunca me sentí mal, yo me siento muy fuerte, capaz”. 

Las expectativas y las necesidades son muchas, la Asociación es autofinanciada por sus miembros, en este último tiempo se ha avanzado bastante y se piensa en seguir. Su entrenador contó: “Colaboro con el Rugby femenino pero oyente, la verdad no conozco chicas que jueguen al rugby que sean sordas, pero si hay dos chicas que juegan al rugby las invitamos a que vengan a jugar con nosotros, que vengan a entrenar con nosotros. La comunidad sorda es muy solidaria y quieren que estemos todos juntos, están invitadas”.

Entrevistas: Facundo Brusa y Sofía Jaimez Bertazzo

Redacción e imagen: Sofía Jaimez Bertazzo 

3 comentarios en “Experiencias detrás de la guinda”

  1. Me excelente , la integración y la capacidad del entrenador. Juan Cruz , es un joven maravilloso ,y yo ,sin entender ,sólo sigo su carrera me parece prometedor. Gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s