Leandro Pepe Céspedes: “Gracias al deporte soy quien soy, hoy en día”

Leandro Pepe Céspedes un verdadero campeón, salió cuarto en la quinta fecha nacional del torneo de Stand Up Paddle en La Florida, Rosario. Al regreso de la competencia organizada por India Paddel Surf, Leandro y su entrenador Jonatan Millán,  nos cuentan la experiencia vivida.

Después de varias negativas por parte de la organización. Jonatan Millán, logró que aprobaran la participación de Pepe en la competencia. Jonatan nos contó que las organizadoras “se quedaron mucho más interesadas en la discapacidad, que en la posibilidad que tenían de remar los deportistas de la escuela de Sup Adaptado Argentina”; a lo que el entrenador respondió que “la discapacidad no importaba sino que la idea era demostrar que podrían remar”.

Leandro Pepe Céspedes

Al final los entrenamientos sirvieron para demostrar el nivel de Leandro en la Copa India. El competidor impactó con su destreza y dejó a todos anonadados; ubicándose en el cuarto puesto de la categoría convencional de remo masculino.

Después de la largada con un ritmo parejo Leandro comienza a remar, como él dice “quemando naves”. Se ubica casi terminando la primera vuelta en tercer lugar, sigue remando peleando la delantera, en la segunda vuelta algunos competidores cometen errores y caen de sus tablas. Llegando al final Pepe se detiene para que el competidor se suba nuevamente porque “ante todo siempre está el otro”. Al frenar, la corriente lo traslada unos metros y los competidores lo pasan.  

Jonatan Millán

Él se queda con el puesto de campeón, pues  demostró ser una gran persona y un mejor deportista. “Terminé cuarto entre 50 personas, una persona que fue a pasear supuestamente” como dice Céspedes. 

La llegada implicaba ir corriendo por la arena, Pepe nos dice: “no me interesaba que me pase todo el pelotón, yo iba a terminar la carrera” y en este caso “terminar consistía en terminar esa parte caminando, para una persona que le faltan las piernas, yo la hice caminando”. 

Esta anécdota remite a los objetivos del equipo, la idea no era ganar sino demostrar que podían competir de igual a igual y terminar la carrera. El verdadero mensaje lo dio Pepe: “no nos tienen que medir por discapacidad, sino que nos tienen que medir de igual a igual, los profesores que nos acompañan no van a dejar que nos pase nada”. Así como “el otro día cambiamos el pensamiento, lloraba la gente, es mágico eso” y “lo pudimos trasmitir nosotros”, es necesario que exista una inclusión real del deporte adaptado. Pepe también interpela a los familiares: “por favor no tengan a los hijos en una burbuja, como pobrecitos o pobrecitas, déjenlos vivir y acompáñalos”. 

Por Sofía Jaimez Bertazzo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s